Rillot

Curiosidades políticas estadounidenses

In Curiosidades on octubre 9, 2008 at 12:21 pm

Obama va a ganar según las encuestas. ¿Obama va a ganar?

Probablemente sí, si no ocurre nada extraordinario (una “October Surprise“, como dicen los periodistas estadounidenses )hasta las elecciones.

Decía Harry Truman con bastante inteligencia escéptica,

¿Hasta dónde cree que habría llegado Moisés si hubiese hecho encuesta en Egipto?

Y es que, ciertamente, los éxitos de los encuestadores desde hace mucho tiempo se debe encontrar más en las apuestas de carreras de caballos que en unas elecciones generales en Estados Unidos.

A través de los fervorosos conservadores de DBKP, recopilo los casos más recientes en la historia política:

  • Presidenciales 1976. Encuesta de finales de julio de Gallup
    Jimmy Carter 62%
    Gerald Ford 30%
    Resultados finales
    Carter 50.1%
    Ford 48.0%
    Error medio en contra de Ford – 14.95%
  • Presidenciales 1980. Encuesta a pocos días de las elecciones, el mismo mes de Noviembre de  1980, Gallup
    Carter 44%
    Reagan 41%
    Resultados finales
    Reagan 50.7%
    Carter 41.0%
    Error medio en contra de Reagan – 5.85%
  • Presidenciales 1988. Encuesta del mes de mayo, del New York Times /CBS
    Michael Dukakis 49%
    George Bush 39%
    Resultados finales
    Bush 53.4%
    Dukakis 45.6%
    Errorr medio en contra de Bush – 7.9%
  • Presidenciales de 1992. Encuesta del mes de junio, de Time/CNN
    Ross Perot 37%
    George Bush 24%
    Bill Clinton 24%
    Resultados finales
    Clinton 43.0%
    Bush 37.4%
    Perot 18.9%
    Error medio en contra de Clinton – 20.1%
  • Presidenciales del 2000. Encuesta de septiembre en Newsweek
    Al Gore 49%
    George W. Bush 39%
    Resultados finales
    Bush 47.9%
    Gore 48.4%
    Error medio en contra de Bush – 4.8%

Es decir, en general las encuestas han demostrado un cierto error hacia el candidato que finalmente gana, o en todo caso no pierde por tanto como decían las encuestas. En todos estos ejemplos, los beneficiados por las encuestas eran, quizás por mera coincidencia, si no favoritos, muy cuidado por la prensa (con la excepción de Ross Perot el 1992, que yo todavía no sé qué hacía por ahí).

Con esto, ¿quiero decir que las encuestas que dan a McCain perdedor están equivocadas? Ni mucho menos. Creo que Obama va a ser el próximo Presidente de los Estados Unidos, creo que va a conseguir que muchos echen de menos al cultivador de cacahuetes Jimmy Carter.

Pero antes, tiene que conseguir salvar dos obstáculos que las encuestas disimulan, el Efecto Bradley, y la veracidad de los datos de las Push Polls o Encuestas Promocionales.

El efecto Bradley

Mi admirada Tammy Bruce repite en su programa de radio que las encuestas a ella le dicen que gana McCain, porque en general le dan una ventaja de 5-6 puntos porcentuales a Obama, y que con eso se queda muy justo para superar el Efecto Bradley.

Tom Bradley esperaba pasar a la historia como el primer negro, y el primer Bradley, en convertirse en Gobernador del Estado de California. A cambio, se convirtió en el primer Bradley en dar su nombre a una anomalía estadística. Probablemente no era este el motivo por el que la familia Bradley deseaba ingresar en las enciclopedias, y les hubiese bastado con que Tom ocupase un pequeño párrafo honorable que comentase cómo había sido el trigésimo octavo alcalde de Los Ángeles. Y luego, cumpliendo un mayor afán, Gobernador de California. Pero el destino esquivo y la encuesta pérfida le hicieron ocupar mucho más espacio en los libros.

Bradley era el candidato a Gobernador del Partido Demócrata, y llegó a los días previos a las elecciones con las encuestas a su favor de forma consistente. Algunos periódicos, a partir de las encuestas “israelitas” (a pie de urna, o “exit polls”) le dieron como ganador. Los severos votantes, no.

Al analizar los resultados, y volver a hacer encuestas después de las elecciones, se descubrió que finalmente había votado por él un número menor de votantes blancos de los que decían las encuestas de intención de voto, y un número menor de votantes que se definían como indecisos.

El efecto Bradley queda enunciado de forma similar a la siguiente

Cuando en una elección se enfrenta un candidato blanco a uno de negro, existe una discrepancia entre los resultados de la votación y los datos de las encuestas previas, debidos a que votantes tanto blancos como negros tienden a decir que están indecisos o que votarán por el candidato negro.

Una cosa significativas: votantes tanto blancos como negros. Interpreto que esto se debe a la escuela de la “corrección política”. Si soy blanco, y digo que no voto al candidato negro, me van a llamar racista. Si soy negro, y digo lo mismo, me van a llamar traidor.

El efecto Bradley es real. Se ha contrastado en los siguientes casos:

  • En 1983, en las elecciones a alcalde de Chicago. El vencedor, Harold Washington, había tenido 14 puntos de ventaja de forma recurrente durante la camapaña. Ganó por menos de 4 puntos.
  • En 1988, en las primarias del Partido Demócrata, el reverendo Jesse Jackson tendría según las encuestas casi el 33% de los votos. Obtuvo el 25%.
  • En 1989, en las elecciones a Gobernador del Estado de Virginia, donde Wilder, el candidato negro, ganó por un (1) solo punto de ventaja tras haber tenido 9 en las encuestas.
  • En 1989, en las elecciones a alcalde de Nueva York, Guiliani perdió frente a David Dinkins, que había mantenido una ventaja de más del 14% sobre él en las encuestas, por solo un 2%.
  • En 1990, en elecciones al Senado en Carolina del Norte, Harvey Gantt, el candidato negro, perdió por 6 puntos, cuando las encuestas le daban ganador por un margen de entre 4 y 6 puntos.
  • En 1992, en elecciones al Senado en Illinois la candidata negra Carol Moseley Braun ganó por 10 puntos, mientras que las encuestas le daban 20 de ventaja.

Obama tiene que vencer el posible efecto Bradley. Tammy menciona la barrera de los cinco puntos. Yo, sin tener otros datos, me lo creo. Más de cinco puntos de ventaja en las encuestas, y Obama gana seguro.

Las Encuestas Promocionales

En cada convocatoria de Presidenciales en Estados Unidos el arte de la encuesta se perfecciona hasta alcanzar cotas de arte renacentista. Desde los activistas que votan masivamente por internet para manipular las encuestas online, hasta los medios de comunicación que ocultan sus propias encuentas cuando lo les gustan y a cambio dan las de la competencia.

La exuberancia de datos que proporciona internet nos permite hacer una análisis más detallado de esas encuestas y encontrar puntos débiles que podemos sortear. Lo que viene a continuación lo he construido gracias a DJ Drummond y Steve Gill.

Las Encuestas Promocionales son aquellas que se utilizan para influir, más que para informar. ¿Será posible que los medios de comunicación estén haciendo Encuestas Promocionales para influir en los votantes? ¿Será que tienen un candidato favorito?

image

Viñeta tomada de Flopping Aces

Tomemos una de las encuestas más serias que hay, la de Gallup, que publica una encuesta diaria, y un detalle de los datos por encuesta desglosados por raza, sexo, partido político, ideología …

Tomemos los datos de las encuestas que se han publicado desde la segunda semana del mes de agosto, y los datos de Totales (los que usan los titulares de prensa, y que recogen la intención de voto total), y el desglose por ideología del encuestado, que Gallup amablemente publica.

image

image

Me fijo en las tres semanas que marco. Vemos que:

  • En la semana del 7 de septiembre comparada con la semana anterior, Obama baja en intención de voto entre todos los grupos de votantes excepto en los Demócratas Liberales y los Demócratas Moderados, que siguen diciendo que le votarán en un 93% y 81% respectivametne, pero sin embargo la intención de voto total sube 4 puntos. Qué raro: si en todos los grupos de votantes pierde apoyos, ¿cómo es que al sumarlos todos los gana? Y a McCain le pasa lo contrario: gana apoyos en todos los grupos de votantes, excepto en Demócratas Liberales y Demócratas Moderados, que se quedan igual. Y sin embargo, sin intención de voto total baja 4 puntos. ¿Es esto un truco, o he olvidado mis lecciones de álgebra?
  • En la semana del 14 de septiembre comparada con al anterior, me veo obligado a repasar las nociones elementales de la suma, la resta, la división y la multiplicación, porque me pasa exactamente lo contrario. McCain pierde apoyo en todos los grupos de votantes, excepto en Republicanos Conservadores e Independientes. Y sin embargo, sube un punto en intención de voto. Y Obama, que crece en intención de voto en todos menos en los dos en que crece McCain, baja un punto en intención de voto.

¿Qué pasa aquí? Pues algo muy sencillo. Solamente hay una forma de que estas diferencias se produzcan al tomar las partes, sumarlas, y compararlas con el todo: que las proporciones de cada categoría de votantes no ha sido la misma entre encuesta y encuesta. Por ejemplo, en la semana del 7 de septiembre, parece claro que, deliberadamente o porque la muestra salió así, había una proporción de Demócratas Liberales y Demócratas Moderados mayor que en la semana anterior, que compensó la caída de intención de voto de Obama en el resto de categorías. ¿A que se entiende bien? Esa es la explicación.

Aquí entramos en una parte de juicio, y parto del supuesto de que Gallup no hace estos cambios de proporción deliberadamente. ¿Tiene Gallup que corregir los datos de las encuestas para tener esto en cuenta? Porque, al fin y al cabo, lo que está pasando es que pregunto a una muestra con mayoría de Demócratas si van a votar Demócrata o Republicano, y el resultado es que la mayoría votaría Demócrata.

image

Viñeta tomada de About.com

Mi opinión es que sí debería corregirlo. Tampoco es mala solución la que hay, que es poner los datos a disposición del público para que personas con tiempo libre como yo se dediquen a escribir cosas como ésta.

¿Podemos corregirlos nosotros? Con un margen de error, sí. Cada dos años, coincidiendo con alguna gran cita electoral (Presidenciales, Congreso, Senado), se hace la National Exit Poll, es decir, las “israelitas” nacionales, donde se obtiene la clasificación por ideología de los votantes tal y como la declaran una vez que ya han votado. Si revisamos los datos para los últimos 10 años obtenemos la siguiente distribución por ideología:

  • Demócratas: 37% – 39%, media de 38.4%
  • Republicanos: 35% – 38%, media de 35.8%
  • Independientes: 23% – 28%, media de 26.0%

Las horquillas de variación en estos 10 años son, como se ve, muy estrechas. Lo malo es que estas encuestas no dan el desglose por subgrupos dentro de cada los votantes de cada partido.

Hay una solución. Si vamos al artículo de Wikipedia sobre Ideologías Políticas en Estados Unidos. accedemos a los datos de una encuesta de 2005 del Pew Research Institute que presenta los siguientes datos:

  • Los votantes que se declaran Republicanos forman un tres subgrupos de de un 11% de “Conservadores”, un 13% de “Social Conservatives” (que podemos asociar a Conservadores Moderados)  y un 10% de “Pro-government Conservatives”  (que podemos asociar a Conservadores Liberales). En total, un 35% de los votantes se declaran Republicanos.
  • Los votantes que se declaran Demócratas forman a su vez tres grupos de un 19% de “Liberales”, un 10% de “Disadvantaged Democrats”, y un 15% de “Conservative Democrats”. En total, un 44% de los vbotantes se declaran Demócratas.

Aplicando una regla de tres para ajustar los datos del Pew Research Institute a los totales de las National Exit Polls, obtenemos los desgloses que aplicarían a los datos de estas últimas:

image

Con los datos de desglose, recalculo cuál es el apoyo total que tienen McCain y Obama en cada semana de las encuestas de Gallup, multiplicando el peso de cada ideología por el apoyo que le dan al candidato y ya calculado por grupo ideológico:

image

image

¡Sorpresa! La carrera está mucho más ajustada de lo que parece: McCain ha estado por delante de Obama cuatro de las nueve últimas semanas, y ha llegado a tener 4 puntos de ventaja. Obama no ha superado los 3 puntos de ventaja hasta la primera semana de Octubre, donde, en mi opinión, ha tenido mucho impacto el efecto del “Rescate Económico” que ha tenido que anunciar el Gobierno Bush, y que pone la economía en el primer plano de la campaña.

Otra sopresa: Obama tiene menos apoyo entre los independientes que McCain, y lo está perdiendo constantemente, con el pequeño repunte de la última semana. Siendo el 26% de los votantes, su decisión será la que ponga en la Casa Blanca a uno u otro senador.

DJ Drummond ha calculado el desglose de los datos de las National Exist Polls de otra forma, invierte la proporción entre “Liberal Democrats” y “Moderate Democrats” que yo he utilizado, y sus encuestas son mucho más favorables a McCain todavía. Si  aplicase sus valores,  McCain habría estado liderando en intención de voto hasta la primera semana de Octubre, y en ésta Obama solamente le supera en 1.5 puntos.

Un ejemplo más: la encuesta del Washington Post y la ABC del 22 de septiembre

Steve Gill en Pajamas Media explica esta encuesta que en España los medios de comunicación se encargaron de distribuir con especial despliegue de fuegos artificiales:

image

image

Qué suerte que el Washington Post pone la encuesta completa en internet y podemos leerla en medio minuto para ver que … en la pregunta 901 se aclara que de los encuestados un 38% se declara Demócrata y un 28% se declara Republicano. Es decir, hay casi un 8% menos Republicanos en la muestra de lo que las National Exit Polls dicen que hay en las elecciones. Según Gill, también está sobrerrepresentado el voto femenino y el voto negro. En todo caso, un ejemplo de Encuesta Promocional … que ha cumplido su objetivo entre los medios españoles.

Conclusión

El Senador Obama tiene todo a favor para llegar a la Casa Blanca sin problemas, pero probablemente con menos holgura de lo que las encuestas aseguran. No tiene ganadas las elecciones, como trompetean los medios generalistas de comunicación en España y en el extranjero. Sí tiene a esos medios generalistas a su favor y la opinión pública internacional también. Si pierde, habrá perdido él, no habrá ganado McCain, cuya campaña está siendo tan errática que yo, como hizo The Economist hace aproximadamente un mes, también pido. “Devolvednos al McCain de verdad”.

Anuncios
  1. Hola amigo, me gusta mucho su blog.
    Cualquiera ayuda que le puedo otorgar estoy a su disposicion…saludos y vamos luchar hasta el dia 4 de noviembre!!!

    McCain Palin 2008!!!

  2. […] una entrada anterior expliqué las deformaciones que en general están teniendo las encuestas que se publican sobre la carrera electoral […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: