Rillot

Curiosidades políticas estadounidenses

In Curiosidades, Obama on octubre 30, 2008 at 12:15 am

“Obama es el sucesor de Martin Luther King” … ¿es que están de broma?

Enric Sopena hoy mismo el que se une a la retahíla de periodistas que vinculan al Senador Barack Obama con el Doctor Martin Luther King. En un artículo lleno de errores de hecho, y con muestras de evidente desconocimiento no ya de la historia de los Estados Unidos, sino de las más básicas reglas de traducción, Sopena escribe frases como éstas:

Parks fue detenida, procesada y sentenciada como consecuencia de su “conducta desordenada”

Pues no, Sr. Sopena, fue detenida por “Alteración del Orden Público” que es como se traduce “disorderly conduct”. Claro que a lo mejor no es un error, porque -lo he probado con tres personas- suena mucho más macabro “conducta desordenada”, parece que se interpreta como que Parks fue acusada de estar loca por no ceder el asiento a un blanco. Solo el Sr. Sopena sabe si es que no traduce bien.

Seguimos con las frases que piden mármol:

dijo Luther King. En 1965 recibió el Premio Nobel de la Paz. Tres años más tarde lo asesinaron. Ahora uno de sus hijos –Obama- es probable que se convierta en el primer presidente negro de EEUU.

Me imagino que pone “hijos” en cursiva no solo porque no es hijo natural, sino porque el Sr. Sopena seguro que sabe que …

Esperen, que el final del artículo dice algo más:

Obama representa un centro izquierda moderado e incluso tal vez pusilánime. Pero al lado de los núcleos más duros de la derecha republicana, que encarna un tipo como Bush, los demócratas son la única esperanza posible para que tanto el sueño de Luther King como otros muchos sueños se hagan realidad. ¡Ojalá Obama sea presidente! ¡Ojalá no lo maten!

Pues no, parece que el Sr. Sopena no lo sabe. Bueno, no se desconsuelen. No está solo. Uno de los intelectuales más leídos del pasado siglo XX dice también:

… ha comparado a Obama con líderes norteamericanos como Malcom X y Martin Luther King y se ha sorprendido de que aún no haya corrido su misma suerte, el asesinato, como todos los “que albergaron sueños de igualdad y justicia en décadas recientes”, ha señalado.

Bien, el intelectual al que me refiero, que piensa de forma parecida al Sr. Sopena, es Fidel Castro.

Para el Sr. Sopena, y para el Sr. Castro, esta entrada. Lo que parece que ambos ignoran es algo que con muy poquito interés por las historia y la política estadounidense sabe cualquiera. Y es que, y dejo que la imagen hable por sí misma …

image

Sí. Martin Luther King era Republicano.

En los años 60, todavía la inmensa mayoría del voto negro era favorable al Partido Republicano. Por varios motivos. El primero, porque el Partido Republicano fue un partido que se fundó en 1854 con el fin único de luchar contra la expansión de la esclavitud en Estados Unidos, y con Abraham Lincoln como uno de sus fundadores. Ha sido el partido antiesclavista por antonomasia, el que luchó desde su inicio a favor de los derechos civiles y la emancipación de los negros. Mientras que el partido Demócrata tuvo dos alas, siendo la esclavista sureña la predominante durante el tercio central del siglo XIX -durante la era llamada Tercer Sistema de Partidos- y hasta los años 60 del siglo XX. Como dice Frances Rice, prominente negro Republicano de Florida y Presidente de la National Black Republican Association (Asociación Nacional Negra Republicana), los Demócratas han sido históricamente el partido de las 4 eses: eSclavismo, Secesión, Segregación y Socialdemocracia.

Vean un ejemplo estadounidense de sometimiento de la historia a la política. Esta viñeta, que imagino el Sr. Sopena y el Sr. Castro firmarían, nos presenta al Senador Obama respaldado, ni más ni menos, que por Abraham Lincoln y Martin Luther King.

image

Viñeta tomada de About.com

Repasemos la historia.

El partido Demócrata dominado por los sureños esclavistas gobernaba los estados que se separaron del resto de la Unión iniciando al Guerra Civil, lucharon durante cuatro largos años para mantener la esclavitud, enfrentados a los estados del Norte que estaban bajo el gobierno del Presidente Republicano Abraham Lincoln, quien firmaría las leyes que emanciparon a los esclavos negros durante la Guerra.

Y una vez derrotados los estados del Sur, siendo todavía mayoritario el sentimiento esclavista en el Sur, en aquellos Estados los Demócrata siguieron siendo mayoría, y aprobaron y mantuvieron las infames Leyes “Jim Crow” y los “Black Codes” que iniciaron la discriminación feroz.

Fue el Partido Republicano el que impulsó y aprobó las siguientes enmiendas a la constitución:

  • Décimo tercera, emancipando a los esclavos negros y dándoles la libertad efectiva
  • Décimo cuarta, otorgando la ciudadanía a todos los esclavos emancipados
  • Décimo quinta, otorgando el derecho al voto a todos los esclavos emancipados

Fueron los Republicanos quienes aprobaron las primeras leyes sobre Derechos Civiles en los años 1860, incluyendo la Ley de Derechos Civiles de 1866 la Ley de Reconstrucción de 1867, que impulsaban la reforma de los gobiernos de los estados del Sur con el fin de dar igualdad de oportunidades a los negros.

Fueron Republicanos quienes tras la Guerra Civil comenzaron a fundar los hoy llamados Historically Black Colleges and Universities, instituciones educativas para la comunidad negra.

El primer Senador negro fue elegido en 1870, Hiram Revels, Republicano por Mississippi.

El primer Congresista negro fue Joseph Rainey, en 1870, Republicano de Carolina del Sur, reelegido cuatro veces.

El primer Gobernador negro de un estado fue P. B. S. Pinchback, en 1872, Republicano de Louisiana (aunque solamente estuvo 30 días).

Fueron Demócratas quienes fundaron el Ku Klux Klan que aterrorizó y linchó a los negros del Sur. Fueron los Demócratas, dependientes de ese voto agrario del Sur, quienes se opusieron a la aprobación de todas y cada una de las leyes para proteger y promocionar los derechos civiles de las minorías durante los años 1860, y todavía lo hicieron durante los años 1950 y 1960.

Fue Woodrow Wilson, Presidente Demócrata, el que reintrodujo en la década de 1910 la segregación en el Gobierno, despidiendo a multitud de funcionarios negros.

En 1948, el Presidente Demócrata Harry Truman firmó un Decreto ley que eliminaba la segregación racial en el ejército … que realmente consiguió que se a
probase y finalmente llevó a cabo Dwight Eisenhower, el victorioso General que liberó Europa.

Fue el político Republicano Dwight Eisenhower, el General devenido en Presidente, quien nominó como candidato a la Presidencia del Tribunal Supremo al Juez Earl Warren, quien a su vez fue el que presidió en 1954 el caso “Brown vs Board of Education” (“Brown vs Comité de Educación”) que declaró ilegal la segregación en los colegios. Y fue Eisenhower quien en 1957 impulsó la aprobación de la Ley de Derechos Civiles, ley contra la que votó John Fitzgerald Kennedy como Senador. Fue Eisenhower quien  no dudó en enviar tropas federales a Arkansas para acabar con el bloqueo de los gobernadores estatales que impedía la entrada de niños negros a los colegios de blancos.

Fue el Senador Republicano por Illinois (como el Senador Obama) Everett Dirksen el que impulsó grandes paquetes legislativos sobre Derechos Civiles en 1957, 1960, 1964 y 1965. La ampliación de la Ley de Derecho al Voto de 1965 fue redactada por Dirksen, igual que la Ley de Derechos Civiles de 1968 que impedía que la discriminación racial en la compraventa de viviendas.

Porque durante los años 1960 Martin Luther King se enfrentó no a los blancos, sino a los blanco Demócratas que gobernaban en el Sur y bloqueaban el acceso a los colegios segregados a los niños negros enviando policías estatales.

La marcha a Washington que emprendió el, Dr. King siendo Kennedy ya Presidente, fue organizada por A. Philip Randolph, otro Republicano negro. Y Kennedy se opuso a ella, tanto, que su hermano Robert Kennedy, como Fiscal General (Ministro de Justicia), hizo que el FBI investigase al Dr. King e interviniese sus teléfonos y grabase sus conversaciones.

image

En marzo de 1968, el Dr. King salía de Memphis, Tennessee, tras el estallido de disturbios por el asesinato de un joven. El Senador Demócrata y miembro del Ku Klux Klan Robert Byrd dijo de King que era un provocador de problemas, que huía como un cobarde. El 4 de abril, el Dr. King fue asesinado.

El presidente Demócrata Lyndon Johnson no habría tenido apoyo suficiente en las Cámaras Legislativas para que se aprobasen sus Leyes de Derechos Civiles sin los votos Republicanos, ya que muchos Demócratas votaban sistemáticamente en contra.

Fueron Republicanos quienes fundaron la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP – Asociación Nacional para la Promoción de la Gente de Color) y las políticas de Discriminación Positiva con el Plan Filadelfia del Presidente Nixon, que fue el primero en establecer plazos y objetivos a cumplir para la integración de los negros.

Los “Dixiecrats”, los Demócratas del Sur tradicionalmente racistas, no se volcaron masivamente al partido Republicano tras los años 60. Aparte del ya mencionado Robert Byrd, que todavía está en activo y tiene el récord de antigüedad, y que sigue siendo Demócrata, Ernest Hollings ha sido Senador hasta 2005. Cuando de 1959 a 1963 fue Gobernador de Carolina del Sur, firmó una Ley por la cual la bandera de la Confederación ondearía en la capital del estado para conmemorar el centenario de la Secesión.

El cambio en el voto negro de Republicano al Demócrata se fraguó a finales de los 60 y principios de los 70, como resultado de la estrategia del Partido Republicano de intentar integrar la masa de voto blanco en el Sur, estrategia inicialmente brillante, impulsada por Richard Nixon. Lo cierto es que no ha funcionado muy bien: Georgia no ha sido Republicana hasta el 2002, Lousisiana es Demócrata todavía, y Arkansas estuvo gobernada todavía en los años 80 por el futuro presidente Clinton, Demócrata de toda la vida. Esta estrategia, sumada al programa cada vez más intervencionista y más repartidor de subvenciones de los Demócratas, acabaron provocando el vuelco del voto negro desde su partido tradicional al partido que había defendido en el pasado su situación de sometimiento.

Todavía recientemente, nos encontramos con cosas como las siguientes:

  • Fue en un gobierno Republicano, el primero de George W. Bush, cuando un negro llego por primer vez al puesto de Secretario de Estado, el General Colin Powell.
  • Powell fue sucedido por Condoleeza Rice, la segunda mujer en ocupar el puesto, tras Madeleine Albright, y la segunda persona negra.

El Senador Obama se ha presentado como un político nuevo, que ha superado las políticas y discursos basados en la raza. No vivió prácticamente la lucha por los Derechos Civiles, y es probablemente así. Y por eso es poco creíble que se enfunde en el manto de la raza para protegerse de los ataques de campaña: los críticos con Obama son racistas, si pierde las elecciones será por el racismo latente, no debemos dejarnos asustar por los mensajes del miedo, no puedo renunciar al reverendo Wright como no puedo renunciar a mi raza … Para ser un candidato post-racial la palabra raza sale constantemente en sus mensajes.

image

Los periodistas europeos, en general por ignorancia y en varios casos por maldad, eliminan la historia de los dos Partidos mayoritarios en Estados Unidos de sus análisis. Y presentan a sus audiencias una imagen esquemática de paradigmas irracionales y prejuicios sentimentales. Como Obama es negro, es heredero de King. Pues no. El Dr. King tendría con él en común la defensa de los derechos civiles y un profundo sentido de pertenencia a la comunidad negra, pero el Dr. King no era un “liberal”, era, derecho civiles aparte, un “conservador” como la copa de un pino, probablemente más próximo a la Gobernadora Palin que al Senador McCain. Y un personaje de una estatura que hace microscópico al ya pequeño Obama. El Dr. King será unánimemente un modelo a seguir para todo el mundo. El Senador Obama será, como un Malcolm X más, ejemplar solo para una parte.

El Senador Barack Obama no es el sucesor de ninguno de los grandes hombres que hemos citado antes. Solo le une a ellos el color de su piel. Le unen más cosas a Malcolm X, por ejemplo, que no era precisamente amigo de Martin Luther King. Cuya sobrina, por cierto,  ha dicho que Obama y el Dr. King no tienen nada en común.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: