Rillot

Mentiras de campaña y promesas electorales (y II)

In McCain, Obama on noviembre 2, 2008 at 1:02 pm

Para terminar la revisión rápida de los programas, promesas, y mentiras de los candidatos, vamos con los aspectos que nos faltaban.

Educación

McCain en educación

McCain apoya los vales escolares, mediante los que se da a los padres vales de dinero para que lleven a sus hijos al colegio que quieran, en vez de financiar la mayor inversión en colegios públicos ya existentes.

Apoya también la financiación federal directa a los colegios, sin pasar por el Estado, el municipio, los Consejos Educativos, …

Está a favor de la libre elección de colegio por parte de los padres, y pide que los resultados de los colegios sean públicos y conocidos. Incluye ente la libre elección la posibilidad de que los padres eduquen a sus hijos en el propio hogar, sin llevarlos a un colegio.

McCain apoya expandir el modelo de los Charter Schools (Colegios por Contrato). Los Charter School son, cómo no, un invento estadounidense. Son escuelas que firman un contrato con el Estado o el Distrito, por el cual obtienen dispensas con respecto a ciertas normas escolares generales, y reciben fondos del gobierno para poder cumplir con los objetivos establecidos en dicho contrato. Cada estado determina por ley qué características y qué duración podrán tener los contratos en su territorio, así como los requisitos para su renovación. Esa flexibilidad hace que los Charter School tengan características tanto de escuelas públicas como privadas. Son el primer paso hacia un modelo de Outsourcing de la Educación Pública, y son ferozmente rechazados por los Sindicatos de Profesores. Los Charter Schools tienen que presentar resultados periódicos sobre el cumplimiento de objetivos, y están siendo muy respaldadas por los padres, que están encantados con ellos.

image

Obama en educación

En línea con su proximidad a los sindicatos, Obama se opone completamente a  los vales escolares, a pesar del éxito que han tenido en el Distrito Federal. Cree que parte de los problemas se deben a que no hay suficiente inversión pública en educación. Por ejemplo, considera que los salarios de los profesores no son adecuados, por lo que hay una baja tasa de retención de profesionales en la educación.

Obama propone crear becas públicas para incentivar que los niños desde los 0 a los 5 años comiencen a ser escolarizados, y que poco a poco los Estados vayan introduciendo la educación universal preescolar en estas edades.

Obama propone una devolución en los impuestos de 4.000 dólares para destinarlos al coste de matrículas de universidad.

Obama, como McCain, está también a favor de los Charter Schools.

Conclusión

Excepto por los vales escolares, los programas se parecen, siendo del del Senador Obama más detallado en sus propuestas. Esto se debe, me temo, a la estrategia de campaña de McCain, inicialmente volcada únicamente en la Política Exterior y la Seguridad. Como en otros aspectos del programa, éste no ha sido desarrollado como merecía. La propuesta de Obama, sobre el papel, es un poco mejor. Lástima que no apoye los vales escolares.

Inmigración

McCain y la inmigración

McCain – y la Gobernadora Palin – están a favor de conceder una amnistía y la ciudadanía permanente a los inmigrantes ilegales ya residentes, y permisos de trabajo temporales a los inmigrantes ilegales no permanentes. Destaco, porque da una idea de qué madera tiene el tándem McCain-Palin, que están en absoluta minoría en el partido Republicano con esta postura. Por eso casi ni la mencionan en campaña. Excepto, cómo no, la inmensa Palin, que en una reciente entrevista a una cadena de televisión hispana, en el 22 de octubre, dijo claramente que sí apoyaba alguna forma de amnistía para los inmigrantes ilegales.

ENTREVISTADORA: Como Gobernadora, ¿qué hace con ellos? ¿Cree que deben ser deportados?

PALIN: No hay forma de que los Estados Unidos pudiese reunir a todos los inmigrantes ilegales -y hay unos 12 millones-, y no solo económicamente es imposible, es que esa no es una forma humanitaria de tratar el problema de la inmigración ilegal que tenemos delante.

ENTREVISTADORA: ¿Entonces  está a favor de una amnistía para los 12 o 13 millones de inmigrantes indocumentados?

PALIN: No, no lo estoy. No una amnistía total. Sabe, la gente tiene que seguir las reglas. Tienen que seguir el nivel marcado, y tenemos que asegurarnos de que hay igualdad de oportunidades, y de que los que están aquí de forma legal son los primeros a la hora de recibir los servicios que proporcionamos y esas oportunidades que este país les ofrece.

ENTREVISTADORA: Para entenderlo bien, ¿apoya usted un camino que otorgue la ciudadanía a los inmigrantes sin documentación?

PALIN: Sí, porque entiendo por qué una persona querría venir a América. Para buscar la seguridad, la prosperidad, las oportunidades, la salud que hay aquí. Y por eso es importante que la gente siga las reglas, para que puedan obtener un trato igual y justo en este país.

image

FALSEDAD – Obama acusa a McCain de xenófobo y anti-inmigración

En un anuncio cuya falsedad era tan innegable que hasta los medios le dieron un tirón de orejas a Obama, anuncio en español, para más señas, Obama dice que McCain comparte la misma visión de Rush Limbaugh, el comentarista conservador de radio tremendamente crítico con la reforma de la inmigración de la Administración Bush, que facilitaba ciertamente la inimigración legal. Como es de esperar, McCain fue un ferviente partidario de esta reforma. Y como cualquiera puede comprobar, Limbaugh es un feroz crítico de McCain, quien le parece bastante poco conservador. El anuncio se permite llamar a Limbaugh “uno de los amigos Republicanos de McCain”, y hace ver que las opiniones de Limbaugh en inmigración son las de McCain.

McCain está a favor de reforzar la vigilancia de la frontera con México para controlar la inmigración ilegal.

También está a favor de incrementar el número de permisos para trabajadores temporales extranjeros en el sector agrícola.

Y, finalmente, McCain está a favor de disminuir las restricciones que tienen hoy en día los inmigrantes legales (sí, legales) para utilizar algunos servicios que están reservados a ciudadanos de Estados Unidos (ayudas para alimentos, algunos aspectos de cobertura sanitaria, ayudas para vivienda, …)

Obama en inmigración

La postura de Obama es la misma que la de McCain y Palin sobre la amnistía a los inmigrantes ilegales, permanentes y temporales.

La diferencia es que él apoya una amnistía total con solo estos requisitos: que paguen una multa por los impuestos que no han pagado hasta ahora, que aprendan inglés, y que no violen la Ley. Como Palin -¡sí, como Palin!-, los pondría a la cola a la hora de conseguir la nacionalidad estadounidense, detrás de los ya legales.

Está a favor de la construcción de la valla que separa México de Estados Unidos. Repito. Obama está a favor de la c
onstrucción de la valla que separa México de Estados Unidos.

Y está a favor de incrementar el presupuesto, personal, medios y tecnología para vigilancia en puertos, aeropuertos, y fronteras en general.

Para terminar, está a favor de aprobar leyes mucho más duras que impidan a los inmigrantes ilegales encontrar trabajo, y crearía un programa que permitiese a las empresas identificar fácilmente si el empleado es inmigrante ilegal o no.

Conclusión

Me quedo con McCain. El programa de Obama tiene un big-bang estilo “yo os recibo y os acojo” … y luego empieza a verse cómo hay que contentar a unos Sindicatos que están ferozmente en contra de la inmigración tanto legal como ilegal. McCain, una vez más, es más flexible, da más libertad, y da más oportunidades. Veremos si el voto hispano, el más preocupado por la inmigración, lo entiende igual.

Energía y medio ambiente

McCain en energía y medio ambiente

McCain, en contra de lo que manifiestan algunos, es un firme partidario de las energías alternativas. Al igual que la Gobernadora Palin. De lo que no están muy a favor ambos es de las enormes subvenciones y de su uso obligatorio. Desde el punto de vista económico siguen sin ser viables, y no lo será mientras el coste de producción y su eficiencia energética mejore, o cuando el coste del petróleo suba tanto que comparativamente ya sean viables. Lo que McCain y Palin creen es que es fundamental disminuir la dependencia energética de Estados Unidos de terceros países (recuerdo que el mayor importador de petróleo de Venezuela son los Estados Unidos), y para ello vale cualquier solución, siendo una de ellas las energías alternativas.

McCain propone clara mente expandir también la generación de energía con Centrales  Nucleares.

McCain ha pasado de estar en contra de las perforaciones en las costas de Estados Unidos a estar a favor, como la Gobernadora Palin, en parte por el creciente coste de la energía y la necesidad de dar respuesta ágil, pero más todavía por la mayor inseguridad internacional y su repercusión en el mercado energético (Rusia el gas, Irán y el petróleo, los países latinoamericanos y el pretóleo y el gas, …)

McCain – y la Gobernadora Palin- creen que el calentamiento global es una realidad. La Gobernadora Palin, como muchas personas inteligentes (no quiero decir con esto que solo piensen así las personas inteligentes), duda de que la causa principal sea la actividada humana, pero cree -pragmáticamente- que no es tan relevante la causa: lo relevante es qué vamos a hacer para adaptarnos a el y mitigar sus efectos.

image

McCain favorece un sistema de límites y de compraventa de derechos de emisión de CO2. Ha patrocinado legislación para recudir las emisiones en un 30% para el año 2050 sobre los niveles actuales.

MCCain quiere suspender el impuestos sobre combustibles de forma temporal durante la temporada de verano, y cancelar el incremento continuo de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos (George Bush ya ha cancelado el seguir aumentando las reservas hasta que el precio del petróleo vuelva a bajar).

Obama en energía y medio ambiente

Obama apoya el hacer obligatorio el uso de energías renovables.

Obama propone eliminar por ley las bombillas incandescentes y sustituirlas todas por bombillas de bajo consumo gradualmente hasta 2014.

Obama propone también hacer obligatorio que los vehículos a motor puedan utilizar tanto combustible convencional como bio diésel.

image

Es partidario de dar subvenciones a los agricultores que producen cereales para el bio diésel, y a las empresas que lo producen y comercializan para artificialmente bajar el precio final al consumidor (aunque el precio total no se vería afectado, ya que a través de más impuestos se pagarían estas subvenciones).

Ha citado la cifra de 150.000 millones de dólares en 10 años para inversión en desarrollo en tecnologías de bio diésel y otras renovables.

Obama cree que el Calentamiento Global es real, y provocado por la actividad humana. Y es de la escuela apocalíptica: si no hacemos algo para detenerlo, las consecuencias serán devastadoras.

Propone el utilizar también el “carbón limpio” como energía alternativa (al igual que hace McCain).

Obama ofrecerá subsidios a las empresas automovilísticas mayores ayudas con el coste de los Seguros Médicos (más deducciones, subvenciones directas, …) a cambio de que produzcan más vehículos híbridos (de combustible tradicional y eléctricos a la vez).

Se ha marcado el objetivo de reducir los niveles de emisión de CO2 hasta un 80% menos del nivel que había en 1990 para el año 2050, llegar al nivel de 1990 en 2020, y exigir que los suministradores de combustible reduzcan el uso de carbón en un 10% en 2020.

Obama también cree en poner límites a las emisiones de las empresas, pero no tanto en el sistema de compra-venta de derechos. Sí en dar subsidios e incentivos a aquellas empresas que más recorten sus emisiones.

Conclusión

Una vez más, las propuestas son similares, las de Obama mucho más intervencionistas y detalladas.  Aquí, yo me declaro a favor de … Palin. Sano escepticismo sobre las causas del Calentamiento Global (echen un vistazo de vez en cuando al blog CO2 de Antonio Uriarte que tengo en los vínculos a la derecha), reconocimiento de que existe y de que tenemos que adaptarnos, nada de apocalipsis a la vuelta de la esquina, y apoyemos las energías renovables y alternativas con criterios de coste / beneficio. Vamos, que prefiero a McCain.

Conclusión general

McCain se equivocó en su estrategia de campaña. Su desición de trabajar principalmente su punto fuerte, Seguridad y Política Exterior, le hizo desatender los otros importantes aspectos, que al electorado el importan ahora mucho más desde que se colapsó la economía a mediados de septiembre.  El discurso económico de McCain está poco elaborado, aunque su respuesta a la crisis financiera, si bien en las formas fue más bien … poco reconfortante (¡alarma, cancelo el debate, me voy a Washington, reunámonos todos …!), aporta soluciones que parecen más válidas. Creo que, si antes subir los impuestos no era la mejor solución, ahora lo es menos.

Las forma de Obama fueron más “presidenciales” en su respuesta a la crisis. Pero sus propuestas concretas, no fueron gran cosa: repetir y ajustar un poquito, muy poco, su discurso previo, que sí era más elaborado.

En general, en propuestas económicas Obama gana por muy poco margen. Sobre todo porque McCain aumentaría el déficit de forma extraordinaria para conseguir muy pocos resultados. Las ideas que sustentan su programa son buenas, su aplicación no, demostrando su falta de dedicación a definir cómo gestionará la economía.

image

En otros aspectos, la ventaja es también para Obama. Por ejemplo, en Sanidad, gastándo
se solamente un 23% más que McCain da cobertura a 20 veces más personas. Dado que no vamos a un modelo “Hillarycare”, el resto del mundo, y especialmente los europeo, podemos seguir disfrutando de todas las innovaciones en tecnología y farmacéutica que un mercado más libre nos ofrece, y podemos seguir diciéndonos en nuestra ignorancia que aquí vivimos mejor porque todo el mundo está asegurado.

En varios aspectos las propuestas son similares, y no creo que hubiese mucha diferencia entre un Presidente Obama y un Presidente McCain.

Solo hay un ámbitos de la política de Estados Unidos en los que McCain tiene las de ganar: en la Política Exterior. Nadie con el mínimo conocimiento de la historia de los últimos 200 años, y de las historias personales de McCain y Obama, puede creer que Obama será mejor Presidente que McCain para enfrentarse a este mundo convulso. Su repuesta a la invasión de Georgia por Rusia ya fue un avance de lo que nos espera. Sus partidarios responden con un argumento que, siendo cierto, es triste. Y es que la animadversión que ha producido la Presidencia Bush, y la enorme simpatía que ha provocado la candidatura de Obama, sin duda le ayudarán: los aliados estarán más prestos a colaborar con Estados Unidos, los islamistas pocos argumentos de luchar contra los “cruzados blancos” podrán esgrimir frente a un negro que se llama Hussein y que conoce el Islam tan bien como muchos de los habitantes de países musulmanes. Es triste argumento, porque es una apuesta: es confiar en que todo salga bien. Si la predicción de Joe Bien (la paráfrasis de la cita de Johnson sobre “un buen ahorcamiento a primera hora de la mañana para despejar la mente” que decía que “una buena crisis en los primeros 6 meses de gobierno para probar a Obama”) ocurre, solo deseo que el escenario no sea ni Israel, ni Estados Unidos, ni Europa (bueno, si es Francia a lo mejor me preocupa menos).

La decisión basada en comparar programas no es fácil. Un estadounidense preocupado por su situación particular y por lo que ocurre en su casa y dos más allá, votará sin duda por Obama. Uno que piense con mayor amplitud de miras, y se pregunte por el papel de Estados Unidos en el mundo y la estabilidad a medio y largo plazo de los países más o menos democráticos y occidentales, probablemente piense en McCain como la persona para liderar a su país.

Pero recordemos una cosa: qué hay detrás de cada persona. Detrás de McCain hay más de 25 años de servicio a su país como político, y una carrera previa de servicio como militar.  Es muy probable que una persona así siga siendo como ha sido hasta ahora. Sabemos todo sobre McCain: qué piensa, qué amigos tiene, qué hizo mal en el pasado, de qué se avergüenza, qué personas le rodean, qué apoyos ha tenido, cómo ha defendido sus principios en contra de su propio partido, … Podemos pensar que el Senador Obama va a seguir al pie de la letra su programa, ciertamente moderado y que se ha inclinado mucho hacia el “centro” durante y después -sobre todo después- de las primarias. Pero háganse una pregunta. ¿Qué sabemos del Senador Obama?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: