Rillot

Más allá de las cifras: el análisis del resultado (II)

In McCain, Obama on noviembre 16, 2008 at 1:32 am

A partir del 1 de diciembre seguiremos en http://rillotinspanish.com

Otras opiniones

Charles Krauthammer, esa mente privilegiada que considera a Palin uno de los errores de McCain (nadie es perfecto, tampoco lo es The Economist), y que pidió el voto para McCain fundamentalmente por sus posiciones en política exterior, explica la derrota así:

En mi vida anterior, fui testigo de autopsias mucho más difíciles. Esta es fácil. El paciente sufrió un golpe fatal el 15 de septiembre – pillado bajo los escombros cuando se cayó el tejado (en Lehman Brothers, según el informe policial) – aunque se mantuvo con vida hasta su definitivo y más bien silencioso óbito el 4 de noviembre.

Con la emoción y la decisión de la victoria de Barack Obama nos olvidamos de que en las primeras semanas de Septiembre John McCain estava en realidad por delante. Entonces se vino abajo Lehman, y el sistema financiero se cayó por un precipicio.

Además de los aplastantes sucesos externos, McCain cometió dos errores no forzados significativos. La suspensión de la campaña durante el accidental colapso económico fue un riesgo que no sólo falló, sino que creó la imagen del McCain-errático que profundamente minó su enorme ventaja sobre Obama en cuanto a a percepción de capacidad de mando.

La elección de Sarah Palin también fue un error. Hablo aquí de sus efectos políticos, no del psicodrama de acción secundario de rabia feminista y del odio de las élites que tuvo poco que ver con la política y todo que ver con prejuicios culturales, resentimientos y afectaciones.

Palin fue un error (“casi suicida,” escribí el día de su selección) porque ella tiró por la borda completamente el argumento principal de McCain contra Obama: su inexperiencia y falta de preparación para liderar. Y su nombramiento no sólo minó intelectualmente minado el argumento del la experiencia. También cambió la dinámica de la elección dinámica trasladando la atención, por varios días durante el final, al nivel de preparación de Palin, sus aptitudes, y su experiencia – y alejándola de Obama.

image

McCain pensó que él podría arrebatarle a Obama la cuestión del “cambio” dirigiendo una campaña con Dos Inconformistas. Una tontería desde el mismo principio. Desafiaba la lógica que el candidato del partido que gobierna intentase quitar el  “cambio” a la oposición.

Richard Lister, en las BBC News, tiene un análisis más común:

Desde el principio, su problema más grande fue encontrar dinero para competir con el camión pesado de la campaña de $650 millones de Barack Obama. Al aceptar la financiación federal (que el Sr. Obama rechazó) vio limitado sus gastos de campaña para las elecciones generales en $85 millones.

Por supuesto, el Comité Nacional republicano y otros grupos Pro-McCain gastaron mucho más que esto, pero el Sr. McCain nunca pudo desafiar seriamente la capacidad del Sr. Obama de dominar las cadenas de TV – hasta en estados que eran tradicionalmente republicanos. ….

Su otro problema grande estaba en la tentativa de separarse de uno de los presidentes más impopulares en la historia americana. … Trató de colocarse como un inconformista que había ido por su propio camino en el pasado. …

Los republicanos conservadores sabían demasiado bien que el “inconformista” también pensó ir contra ellos en cuestiones, como inmigración y reforma de finanzas de campaña. … Esto le forzó a elegir a un candidato vicepresidencial que les tranquilizaría. La gobernadora Sarah Palin de Alaska fue una apuesta enorme desde el principio….

Pero eligiendo a alguien sin experiencia nacional y ninguna experiencia internacional como su candidato a la vicepresidencia levantó preguntas sobre su juicio y minó su argumento principal contra el Sr. Obama. …

Nunca pudo encontrar completamente una narrativa que funcionase. Pasó de ser el héroe de guerra, a ser la voz de experiencia, a ser el inconformista, a ser el recortador de impuesto, pero nunca encontró una forma de mejorar en las encuestas. …

Cuando la crisis crediticia hizo erupción y la economía se detuvo, pareció una acusación indiscutible contra una era de desregulación republicana … La suspensión abrupta de su campaña para volver a Washington y “arreglar el problema” pareció errática y fue por último ineficaz.

Michael D. Shear, en el Washington Post, recopila las mismas razones y las amplía. El resumen de Patterico es suficiente:

  • Falta de dinero
  • Las consecuencias negativas de elegir a Palin
  • Muy pocos (o demasiados) ataques contra Obama
  • Moverse hacia la derecha en vez de actuar como el independiente que es
  • Encuestas insuperables para el Partido Republicano consecuencia de la Presidencia Bush
  • Adoptar un enfoque de alto riesgo en vez de centrarse en la experiencia y el liderazgo
  • El apoyo de los medios a Obama
  • El momento en que ocurrió el colapso financiero
  • Mala suerte

En análisis del propio Patterico es certero y cortito:

La campaña de McCain sufrió por todas esas razones, pero perdió por una razón escondida en medio del artículo:

‘Y su campaña no había dedicado tiempo a desarrollar un plan económico global’.

Pienso que todos excepto los americanos más partidistas son más flexibles de lo que los expertos creen sobre cuestiones cuestiones políticas polémicas tales como el matrimonio gay, el aborto, y la guerra de Iraq. Respetamos diferencias de opinión de nuestros candidatos como hacemos con las de nuestros vecinos y compañeros de trabajo. Pero los americanos insisten en que los candidatos se preocupen lo suficiente por la economía para formular y tratar de comunicar sus políticas económicas. Incluso aunque no me gusten sus políticas, Obama tenía una política económica y trató de comunicarla a los votantes, aunque a menudo fuera vago. … . La razón por la que el apoyo de Palin a la perforación petrolífera como parte de una política económica / política de energía y por la que Joe “El Fontanero” y “la distribución de la riqueza” ayudaron a McCain es que ellos le dieron posiciones claras en cuestiones económicas de las cuales carecía antes su campaña.

La enorme, fantástica Tammy Bruce también dejó escrito su diagnóstico:

Hubo una vuelta obvia en esta carrera que pensé que McCain sería capaz de ganar. McCain/Palin estaban por delante antes del accidental colapso financiero, y detrás después. Es como si este último fracaso ridículo de Bush fuera simplemente demasiado para los americanos como para no hacerle caso.

Sabía que Bush había dañado la marca conservadora, y saben también que he llegado a despreciarle más o menos, pero no fui capaz de prever cuán profundo era el daño.

Los conservadores más sociales explican la derrota por la falta de atractivo de McCain como candidato para los votantes más preocupados peor los valores. La verdad es que los números les dan la razón: los Republicanos se quedaron en casa. Veamos lo que dice “Jewish Odysseus” en “The American Thinker”:

La campaña incoherente de John McCain, de mero aprobado, no mereció que ganase la Presidencia este año.

La primera cosa que tiene que decirse es esta: John McCain es realmente un “Demócrata de Reagan”. Se afilió al Partido Republicano en Arizona hace unos años porque la gente como él (fondo patriótico, militar, tímidamente anticomunista) no tenía ningún futuro en el Partido demócrata.

En 2008 el candidato que en las primarias del Partido Republicano quedó el segundo en votos se convirtió en el candidato del Partido. Él repetidamente se declaraba como “el republicano antirrepublicano.” ¿Y ahora nos preguntamos por qué tenía problemas presentando argumentos republicanos siendo candidato republicano?

[Obama] tenía dos infrecuentes… ventajas: no tenía ningún historial de votación reconocible en un alto cargo que colgarle al cuello para definirle; y tenía una ventaja de dinero gigantesca (bien más de 2-1) con la que destrozar a McCain y autoglorificarse. Con estas ventajas, Obama fue capaz de atacar la estrategia de McCain directamente, distinguiendo de hecho a McCain como la opción “arriesgada”, hasta “ideológica” contra el Obama razonable, moderado, bipartidista. Resultado: ¡McCain fue incapaz de conseguir que ningún independiente o demócrata centrista cuyo nombre no sea Lieberman le apoye!

Entra Sarah Palin. … La elección de Palin devolvió una paridad estratégica a la campaña, donde McCain tuvo una fuerte y viable opción para repetir los triunfos electorales anteriores de Bush, y pareció abrir hasta estados que se inclinan por los Demócratas, como Pensilvania y Nuevo Hampshire.

image

Pero McCain el Demócrata de Reagan perdió la concentración y falló una prueba crítica unas semanas más tarde. ¿En qué pensaba cuando declaró el 15 de septiembre que la economía de los EE.UU. era “fundamentalmente fuerte”? ¿En qué pensaba cuándo anunció el 24 de septiembre que suspendía su campaña, incluso su próximo aparición en el debate el 26 de septiembre después de que la crisis financiera estallase? ¿Pensó que los demócratas de la mayoría se derrumbarían y le harían un héroe conquistador? ¿Pensó que era una crisis antigua que se calmaría, y le haría parecer como si hubiese influido con algo de magia en ello? En efecto, como los anuncios Obama despiadadamente reiteraron, pareció confuso, errático, y fuera de la realidad – su gran momento de crisis en medio de la campaña, y él lo estropeó. Se ahogó.

Este es uno de los muchos conservadores que finalmente han estallado contra McCain. En la interesante entrada, Odysseus cuenta que es inexplicable por qué en los debates McCain, por miedo a no parecer moderado, fue incapaz de utilizar contra Obama los argumentos que con ferocidad despiadada utilizó contra él … la propia Hillary Clinton en las primarias.

James P. Pinkerton, articulista conservador de la Fox, escribía en el blog de esta cadena “The Fox Forum”:

John McCain nunca fue capaz de decidir si quiería ser un ganador — o un mártir. Tomó posiciones arbitrarias (él preferiría, por supuesto, el adjetivo “de principios”) en cuestiones que iban contra el corazón de su partido, y socavaban su coalición de victoria potencial, que siempre tenía que incluir a los demócratas populistas Reagan/Hillary. Se opuso a la perforación petrolífera en el Refugio Artico de Fauna Nacional en Alaska y denunció a aquellos que mencionaban al reverendo Wright o el segundo nombre de Barack Obama. Apoyó “la reforma completa de la inmigración” y los límites y compraventa de derechos para el calentamiento global – posiciones liberales que repugnaron a los fieles del Partido Republicano, y que alejaban a demócratas moderados y conservadores. …

Para colmo, McCain votó a favor del rescate urgente de Wall Street el mes pasado – poniendo una vez más al “establishment” por antes que la base republicana, poniendo la alabanza de los expertos antes de los votantes populistas indecisos. Y así, hacia el final de la campaña, muchos republicanos activistas habían entendido lo que McCain realmente pensaba de ellos, y actuaron en consecuencia.

Ann Althouse, en su interesante blog “Demócrata moderado”, o cuasiconservador (votó por Bush en 2004), recopiló en un único post toda la historia previa de su desencanto con McCain: “How McCain Lost Me” (“Cómo McCain me perdió”). Merece la pena leerlo entero. Les pongo tres perlas, y las cuatro razones finales por las que decidió no votar por él, sino por Obama:

8 de Octubre: … Me preocupara más McCain [en la Presidencia] que Obama.

16 de Octubre: … Me molesta enormemente que McCain no se haya definido a sí mismo como conservador.

30 de Octubre: Me veía votando por un conservador. Me gustaría conservadurismo del bueno. Pero no lo veo en McCain. Y la verdad, traer a Palin no servía como sustituto de tener sus propios principios claros.

3 de Noviembre: Una cosa que no me gusta de John McCain es que nunca mostró respeto por Bush. Todo era distanciarse de Bush, pero si lo que quieres es distancia, para eso está Obama … No recuerdo a Obama disparando con mala intención contra Bush. McCain trató a Bush como un paria. ¿Es que no había ni una palabra de defensa para el hombre que nos ha protegido de ataques terroristas durante 7 años?

¿Cómo me perdió McCain?

  1. No entendía la economía, la cuestión más importante.
  2. Perdió la capacidad de utilizar la experiencia como argumento.
  3. Nunca se definió como un conservador con principios.
  4. Errático e incoherente, le faltó capacidad mental.

GayPatriotWest, en Gay Patriot (sí, también hay gays que votan republicano, un 27% en estas elecciones), explicaba un par de cosas más:

Atribuyo parte de mi tristeza a que nuestra parte no haya promovido un mensaje económico conservador en una campaña en la que la economía fue la cuestión principal. Mientras que alguno aseguran que nuestras ideas han sido derrotadas en las  urnas, yo apunto que ni siquiera se presentaron.  

Al menos en cuestiones económicas, esta campaña no proporcionó un medio para nuestras ideas, ni una defensa sólida contra quienes culpan a los conservadores de la crisis económica.

image

Y, para terminar, la sarcástica, radical, y vehemente a más no poder Ann Coulter. Léanlo entero, que hasta da un poco de miedo. Porque la culpa de todo es de McCain:

El ganador, por supuesto, es Obama, quién debe estar emocionado porque ahora puede comenzar a salir en público con Bill Ayers y el Rev Jeremiah Wright otra vez. John McCain es también ganador porque ya puede continuar comprando más casas.

Y somos todos ganadores porque nunca tendremos que oír otra vez a McCain decir “amigos míos.” …

Como el demócrata liberal E.J. Dionne Hijo exudó sobre McCain en el Washington Post durante las primarias republicanas, “John McCain es temido por demócratas y del gusto de los independientes.” Dionne proclamó que McCain “puede ser un republicano que puede rescatar a su partido de la resaca de los años de Bush.” …

Yo sigo tratando de conseguir que los Demócratas sigan mi consejo (dejen de estar tan locos), pero ellos nunca me escuchan. ¿Por qué siguen los republicanos el consejo de sus enemigos?

¿Cuántas veces tenemos que dirigir este experimento antes de que los votantes de las primarias republicanas aprendan que los republicanos “moderados”, “independientes”, “inconformistas” nunca ganan, y los republicanos de derechas nunca pierden?

De hecho, la única cosa buena sobre McCain es que nos ha dado a un conservador genuino, Sarah Palin. …

Después de mostrar mi contención casi sobrehumana durante de esta campaña, que ya estaba perdida desde la noche en que McCain ganó las primarias de California, ya soy libre ahora para anunciar que todo lo que me importa es perseguir y castigar a cada republicano que votó por McCain en las primarias. Tengo una lista y estoy preparada para entregar los nombres de cada persona que me dijo que él votaba por McCain a las autoridades apropiadas.

Comenzaremos con el antiguo Gobernador de Arkansas Mike Huckabee, el antiguo alcalde de Ciudad de Nueva York Rudy Giuliani, el Gobernador de California Arnold Schwarzenegger y el Gobernador de Florida Charlie Crist. Luego marcharemos por los estados de Nuevo Hampshire y Carolina del Sur – estados que a los que nunca se les debe volver a permitir jamás celebrar primarias republicanas tempranas.

Por el momento, tenemos un nuevo presidente electo. En el espíritu de aproximarnos a nuestros contrarios, les debemos a los demócratas mostrar por su presidente exactamente la misma clase de respeto y lealtad que ellos han mostrado por nuestro reciente presidente republicano.

A partir de mañana, si no más pronto.

Esta mujer es de aúpa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: