Rillot

¿Pero esto qué es? ¿Dónde está el Obama al que votaron?

In Hillary Clinton, Obama patina on noviembre 25, 2008 at 12:52 am

A partir del 1 de diciembre seguiremos en http://rillotinspanish.com

Podría empezar diciendo que estoy indignado, porque me siento engañado. Pero como soy de los que no quería que Obama ganase las presidenciales, dejémoslo en que estoy ligeramente divertido, y medianamente receloso. Porque los sucesivos nombramientos del Presidente Electo están provocando la ira de sus partidarios más a la izquierda y la alegría de los moderados y conservadores, incluidos los Republicanos.

Ya comenté en una entrada anterior lo que era el Cambio según Obama: era un Regreso al Pasado Clintonista, más que nada. Y desde luego, nada de grandes guiños a la izquierda radical de su partido, como mucho algunos saludos lejanos. ¿Es que Obama nos  ha engañado a todos?

Yo creo que no. Vamos a ver si puedo explicar tres motivos por los que Obama actúa así.

image

El primero, que su victoria, importante en el Colegio electoral, fue minúscula en voto popular. Sí, consiguió siete puntos de ventaja … sobre un contrincante vapuleado por la prensa (y una candidata a vicepresidenta que sustituyó mediáticamente a su contrincante y fue más vapuleada aún), miembro del mismo partido que uno de los presidentes con menos apoyo en los últimos 100 años, bajo una crisis económica galopante de la que se culpa al partido que representaba, y con un respaldo más bien endeble de dicho partido. Vamos, que las tenía todas para ganar por goleada, tipo Reagan en su reelección, y se quedó en un suspiro de victoria. Cómoda, pero estrecha. El Presidente Electo Obama no es tonto, todo lo contrario: no puede dar sus primeros pasos demostrando que va a aplicar su programa más radical. Tiene que ser el presidente del 100% de los electores, no del 52% (y, por supuesto, de los habitantes).

El segundo, que muchos de los éxitos que ha obtenido tanto él como su partido en las elecciones al Congreso y al Senado lo han sido en distritos y estados tradicionalmente conservadores, al menos en lo económico y en política exterior. Son muchos que desencantados del mensajes dúctil y gelatinoso de los republicanos, decidieron confiar en una alternativa, bien por desesperación, bien por convicción. Los éxitos del Partido Demócrata en las elecciones no vienen porque el país haya girado a la supuesta izquierda (de hecho, en las encuestas de salida de las elecciones la proporción de conservadores y moderados sigue siendo mucho más alta que la de liberales), vienen por un ansia de liderazgo seguro y tranquilo del que ahora se siente huérfano el país, y que John McCain no consiguió reflejar en la campaña. Recordemos que si bien Bush tiene unos índices de aprobación bajísimos, en torno al 30%, el Congreso los tiene todavía más bajos, y ha sido Demócrata desde hace unos tres años. No han ganado más Congresistas porque la población crea que lo hacen bien y se merecen más. Así pues, Obama sabe que tiene una proporción significativa de apoyo conservador mayor de la que algunos miembros de su partido desearían.

Y el tercer motivo es el lógico: es inteligente, no es un suicida, y estoy convencido de que ama a su país. Conoce sus flaquezas y debilidades. Sabe, por ejemplo, que la política exterior es una de ellas. Mucho meterse con la Gobernadora Palin, pero el Senador Obama ha viajado menos que muchos futbolistas, y, descontando el polémico viaje a Kenia y los no menos estrafalarios conciertos actos por Europa cual estrella del pop, de poco puede presumir. ¿No es entonces razonable que en aquellas áreas en las que se sienta más débil sitúe de verdad a quien mejor pueda manejarlas hasta que él se asegure más en ellas? Aunque no esté de acuerdo con ella, aunque no crea en lo que piensa y dice, su elección de Clinton para la Secretaría de Estado es, desde mi punto de vista, una elección de este tipo.

Más “cambio”

Anecdótico, pero interesante por lo que dice de Obama, el Washington Times cuenta que Obama no se va a dar ninguna prisa en modificar la política del Ejército estadounidense sobre los homosexuales, que hoy se llama “Don’t ask, don’t tell”: el ejército no pregunta sobre la orientación sexual, y a cambio se espera que los soldados no la exhiban abiertamente. Porque el ejército sigue prohibiendo que los homosexuales declarados sirvan como soldados. Repito, esta prohibición se limita a quien abiertamente se declara homosexual y lo demuestra. El ejército no pregunta nada a nadie. Pues el caso es que una de las expectativas de los pensadores más radicales de la elite políticamente correcta tanto estadounidense como europea esperaba que de un plumazo el presidente Obama acabase con esta prohibición, de acuerdo con su promesa electoral. Dice el Washinton Times:

El Presidente Electo Barack electo Obama no se moverá durante meses, y quizás no antes de 2010, para pedir al Congreso que termine con la antigua prohibición de décadas de antigüedad de que haya homosexuales declarados en las filas, dicen dos personas que han aconsejado a los equipos de transición Obama en esta cuestión.

La derogación de la prohibición era una promesa de campaña Obama. Sin embargo, el Sr. Obama antes quiere consultar con los Jefes de Estado Mayor Conjuntos y con sus nuevos cargos políticos en el Pentágono para alcanzar un consenso y luego llevar la legislación al Congreso, dijeron sus asesores.

image

Ace lo explica muy bien:

Desde una perspectiva conservadora, hay un par de formas de mirar esto y los otros ‘ajustes’ de Obama. En primer lugar, él no es un izquierdista reflejo como pensamos, o bien él es como un izquierdista reflejo como pensamos, solo que es más inteligente y por lo tanto potencialmente más peligroso de lo que pensamos. Mi conjetura es que él es lo segundo.

A corto plazo, desde luego, el cambio es … que no hay cambio.

El 18 de noviembre el Financial Times daba la noticia de que Robert Gates, actual Secretario de Defensa de George W. Bush, está en conversaciones con Obama para permanecer como tal en su administración:

Han informado al "Financial times" de que Barack Obama y Robert Gates negocian los términos bajo los cuales el Secretario de Defensa permanecería como Jefe del Pentágono en su administración.

El Sr. Obama, a través de un intermediario, se ha acercado al Sr. Gates, que ha servido como Secretario de Defensa bajo el Presidente George W. Bush desde 2006, para tratar la aceptación del cargo, que colocaría a un destacado republicano en su gabinete.

Las reacciones conservadoras no son de lloro y deseperanza. Si no, lean a Jennifer Rubin en Pajamas Media:

Esto no suena como una receta para la retirada inmediata de las tropas de Iraq o para una reducción del 25% en el presupuesto de defensa. [Dos de las supuestas medias que tomaría Obama tras ser elegido] … Puede que a la izquierda no le guste, pero los Republicanos que temían algo mucho, mucho peor no podrían ser más felices.

Les transcribo los dos primeros comentarios recogidos en la página de The Huffington Post que daba la noticia, para que entiendan el desencanto entre los obamitas (las faltas de ortografía en los nombre están en los originales):

si mantiene a gates y no nombra a wes clark Secretario de Defensa perderé mucha fe en él. él sabe que wes clark en público se opuso a la guerra de Iraq, y tiene todo lo que hace falta para hacer el trabajo. ¿por qué mantener a un cargo nominado por bush, que sólo reducirá el progreso de la retirada de tropas en todo momento?

Gates puede estar okey para el corto plazo, pero todos los nominados por Bush en el  Departamento de Defensa tienen que irse inmediatamente. Para un plazo más largo, todos ellos tienen que ser sustituidos.

En fin, que no es lo que se esperaban, y es que el perfil de Robert Gates no es precisamente el de un radical en política de defensa y política exterior, y seguramente es un complemento muy adecuado a Hillary Clinton en la Secretaría de Estado. Gates sirvió en la administración de Bush padre, y ahora en la de Bush hijo, es Republicano de toda la vida, y tiene posiciones firmes en política de defensa (causó cierta polémica al decir que los aliados de la OTAN en Afganistán no ayudaban demasiado), aunque es partidario de hablar con Irán para detener su carrera armamentística nuclear. Desde luego, no es plato de gusto de muchos demócratas, que en el pasado intentaron implicarle en el escándalo de la financiación de los Contras nicaragüenses con parte de los fondos obtenidos de la venta de armas a Irán (que además liberaría a varios secuestrados estadounidenses). Otro cambio de Obama que va en sentido diferente al que deseaban algunos.

Obama nombra también a Tom Daschle como Secretario de Sanidad y Servicios Humanos, según cuenta DRJ en Patterico. Daschle es un liberal tipo Obama, al menos en sus declaraciones y votaciones. Fue Congresista, luego Senador, y líder del Partido Demócrata en el Senado, perdió su puesto en las elecciones de 2004. En sus valores e ideología es bastante liberal, aunque no extremista: su apoyo al aborto, por ejemplo, es más matizado que el de Barack Obama. Y en otros aspectos es más conservador: apoyó públicamente propuestas legislativas de la administración Bush sobre espionaje electrónico, quedándose prácticamente solo en este apoyo. También apoyó la política energética de Bush en 2003. En general, apoya el libre comercio, y en política exterior se mostró partidario de ampliar la OTAN con los países surgidos de la descomposición de la URSS. Así que Daschle le gustará a los liberales más ideológicos, y dejará pensativos a los más conservadores. En los ránkings de la muy conservadora American Conservative Union Daschle tiene unas notas en torno al 20% (siendo el 100% totalmente conservador). Lo cierto es que a continuación de su anuncio, Rahm Emmanuel, el Jefe de Personal de Obama, anunció según recoge el Wall Street Journal que Obama iba a apostar por la cobertura sanitaria universal de golpe en vez de ir a pequeños saltos. Quizás Daschle sea el hombre para ello.

image

La segunda gran noticia de estos días (la primera ha sido Hillary Clinton) es la nominación de Timothy Geithner como Secretario del Tesoro (Ministro de Economía). Poco se sabe de Geithner como cuenta el Wall Street Journal, que le llama el "Secretario de los Rescates", porque tiene experiencia en rescates de empresas (ayudó a orquestar el rescate y venta de Bear Stearns), y que como antiguo miembro de la administración Clinton (sí, otro más) en el Tesoro, encargado de Asuntos Exteriores, colaboró en los planes de estabilización de países afectados por la crisis de los 90. Y comparte varias de las ideas de Henry Paulson para abordar la actual situación de colapso financiero. La bolsa, como recogía Bloomberg (gracias a Rusty Shackleford en The Jawa Report) acogió los rumores de su nombramiento con la primera subida significativa desde la elección de Obama. Y, como muchos de los asesores en política exterior de Obama, trabajó en el CFR (Council on Foreign Relations). Y también en la empresa de consultoría de relaciones exteriores de Henry Kissinger. No parece mala elección, como opina también Ace.

image

Lástima que esto fuese flor de un día: a 21 de noviembre la bolsa se seguía hundiendo, en la peor caída tras unas elecciones de toda la historia, (gracias, Gateway Pundit)

image

¡Hillary sí!

Felices, estamos muchos de nosotros. No menos que yo, Allahpundit. Comenta que el New York Times desvelaba parte del proceso de decisión:

Condicionando su decisión … está un sentido de desencanto con el Senado, donde a pesar de su nivel permanece en un escalón bajo en las filas de precedencia que gobiernan el cuerpo. Estuvo en particular disgustada … por la recepción que sintió que le dieron cuando volvió de la campaña después de acumular 18 millones de votos y casi ser la primera mujer nominada para Presidente por un partido principal.

“Su experiencia en el Senado con algunos de sus colegas no ha sido el tiempo más fácil para ella,” dijo un amigo de mucho tiempo que insistió en el anonimato a cambio compartir los sentimientos de la Sra Clinton. “Ella todavía es una senadora muy menor. No tiene un comité. Y ha tenido algunos momentos decepcionantes con sus colegas.”

En Particular, el amigo dijo, la Sra Clinton estuvo disgustada cuando los líderes rechazaron la posibilidad de que liderase un nuevo grupo de trabajo especial con personal propio y un mandato para desarrollar legislación que amplíe la cobertura médica.

Lo dicho: los Clinton están de capa caída en el Partido Demócrata, los New Democrats están considerados como cuasi-republicanos (como los RINOs del Partido Republicano, pero al revés), y a Hillary Clinton le iban a poner muy difícil el seguir desarrollando su carrera para poder volver a presentarse a las presidenciales, lo que, si Obama lo hace bien, no debería poder hacer hasta 2016.

Alegría para los bloguistas conservadores, como Allahpundit:

Razón de más para exigir su nombramiento. Con la única excepción de la Barracuda [Sarah Palin], ella es el único suministro inagotable de drama en el paisaje político que merece la pena ser blogueado. Cuatro años de contenido en HotAir están en juego. Ella debe aceptar.

Y Ace no está menos satisfecho:

Hillary, teniendo electorado independiente, así como algunas escasas esperanzas de ser finalmente presidente, resistirá, rezo por ello, algunos de los impulsos de Obama más izquierdistas y que más sirven para mimar terroristas.

En Ace of Spades también, Purple Avenger se ríe de nosotros los europeos – con razón – con motivo de la declaraciones de Javier Solana en la que decía que si Clinton era elegida iba a ser muy bien recibida en Europa. Lo que dice Purple Avenger tiene todo el sentido:

En serio, ¿para qué coger a otro cargo recauchutado de Clinton cuando podríais haber tenido un Clinton de verdad?

Y es que tiene razón: a ver cómo explicamos ahora los fervorosos obamitas del resto del mundo que preferíamos a Obama sobre Clinton que nos encanta el tener a Clinton de interlocutora principal. Si es que somos incorregibles.

La tranquilidad y esperanza que despierta el nombramiento de Clinton se debe sobre todo a la conocida postura de la senadora de borrar a Irán del mapa si levanta un dedo contra Israel. Ánimo, Senadora, usted puede con todos los asesores de Obama.

Elisabeth Bumiller en el New York Times el 23 de noviembre nos da alguna pista más sobre las dos condiciones clave que Clinton ha conseguido de Obama:

  • Acceso directo al Presidente. Esto es fundamental. Contrariamente a lo que dice la prensa española, el Secretario de Estado no es la segunda persona más importante de la Administración. Al menos no formalmente: depende más de la persona que ocupe el puesto y de la coyuntura internacional. Creo que pocos dudan de que Kissinger fue el segundo al mando en la era Nixon. Pero, ¿fue Cyrus Vance el segundo de Carter? No lo tengo yo tan claro. Además, los cambios en la organización de la seguridad tras el 11-S hacen que el Secretario de Estado despache más con el NSA (Asesor de Seguridad Nacional) y con la NSA (Agencia de Seguridad Nacional). Hillary ha salvado estas dos barreras. Bien hecho.
  • Selección de su propio equipo. Importantísimo, dados los antecedentes de varios de los asesores en política exterior de Obama. Recordemos que Clinton votó por incluir a la Guardia Revolucionaria Iraní entre las organizaciones terroristas según el Departamento de Estado de EE.UU.

Nos esperan tiempos emocionantes.

Más cosas que hace Obama

  • Feroz opositor de los vales escolares y partidario de la escuela pública, envía a sus hijas a … un colegio privado (visto en Forbes, gracias Ace)
  • Va a mantener la Oficina para Asuntos Políticos que creó Reagan, y que ocupó el maléfico Karl Rove con George Bush. Esta Oficina fue duramente criticada tanto por Demócratas como por Republicanos, porque no se entendía su función más allá de un intento del Presidente de contar con una herramienta más de presión sobre los legisladores. McCain había prometido eliminarla, como recuerda DRJ en Patterico.
  • Obama va a retirar la tropas de Iraq … mucho más lentamente que lo que había prometido (18 meses). El motivo lo explica perfectamente Matthew Harwood en The Guardian: para empezar, el acuerdo al que ha llegado el ejército de Estados Unidos con el gobierno iraquí para salir del país no más tarde de 2011. Y en segundo lugar: “Tanto los legisladores iraquíes como los militares estadounidenses quieren conservar los recientes éxitos en seguridad … Si los Estados Unidos se retiran muy pronto … la mano sangrienta de la guerra civil, sino del genocidio, mancharían el progreso reciente. Obama sabe esto … Obama se retractará de sus declaraciones previas de retirar totalmente las tropas de combate antes de 2010.”
  • Parece que va a retrasar su promesa de subir los impuestos a las rentas más altas.
  • Va a permitir que Joe Lieberman, el Senador Demócrata-Independiente que ha apoyado a McCain y ha votado mucho con los republicanos, y que estuvo entre los rumoreados candidatos a al vicepresidencia de McCain, mantenga su puesto como presidente del Comité de Seguridad Nacional del Senado. Recordemos que Lieberman destrozó – con palabras – a Obama durante la campaña.
  • Y que no va a cancelar las exenciones y rebajas fiscales de George W. Bush anticipadamente, como se esperaba.

Este es un Obama mucho más atractivo.

image

Y la reacción de sus sorprendidos partidarios

Quien mejor lo ha recopilado es Jules Critteden (a través de Patterico). Primero recoge la visita a blogs liberales que ha hecho el Daily Telegraph del Reino Unido, donde se

Pero hay más reacciones que recopilan Critteden y Ace, así como Daniel Harper en Pajamas Media:

Conclusión

Termino con otra cita del artículo de Jennifer Rubin citado arriba:

Si lo que está previsto con aburridos moderados de la administración Clinton, y altos cargos de seguridad nacional de centro-derecha, puede que el mayor problema de Obama en 2012 sea una revuelta de la Izquierda. ¡Y ese sí que es un Cambio en el que los conservadores pueden creer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: