Rillot

Archive for the ‘Obama’ Category

Por qué, por quién y … ¿qué va a pasar?

In Obama on noviembre 17, 2008 at 6:02 pm

A partir del 1 de diciembre seguiremos en http://rillotinspanish.com

En las anteriores entradas ya he explicado por qué creo que McCain perdió -u Obama ganó- y por quién pasó eso (fundamentalmente el propio McCain y una de las direcciones de campaña más parecida a una película de los hermanos Marx de los últimos tiempo). Ahora, un par de líneas sobre qué puede pasar.

¿Qué va a pasar con los Estados Unidos?

Lo que yo creo que va a pasar por una parte desanima un poco a alguien como yo, por otra parte va a decepcionar un mucho a demasiada gente.

Los más claro de todo: Obama va a decepcionar tanto como ha entusiasmado hasta ahora. Y no porque sea un inútil que no sea capaz de cumplir, sino por la proyección que tantas personas han hecho sobre él de sus aspiraciones y deseos personales.

Antes de las elecciones, Bronwen Maddox, periodista de The Times, escribió otro libro pequeñito pero fundamental, en "In Defence of America". El objetivo es similar al ya comentado "Have a Nice Day" de Justin Webb: presentar una imagen más objetiva de los Estados Unidos y escapar de la demonización ridícula del país que hacemos sus supuestos aliados occidentales y sus enemigos declarados en el resto del mundo. Léanlo también, dura lo que una merienda y el tono es más académico que el de Webb. Al grano, Maddox explica y escribe muy clarito lo que será el nuevo presidente (cualquiera, recordemos que el libro es previo a las elecciones):

Cualquier sucesor de George W. Bush querrá parecer diferente. Casi cualquiera sonará, al menos en el tono, más dispuesto a trabajar con otros países. Pero Europa se va a llevar una decepción si espera que todas las cosas que no le han gustado de Bush desaparezcan al mismo tiempo. Eso no pasará. Y no debería pasar.

Los que viven en otros países a menudos dejan de comprender el impacto del conflicto en la política americana, tratando de leer sus acciones como enteramente responsabilidad del Presidente, e ignorando al Congreso. Pueden esperar un rostro más simple, y dramáticamente más diferente, del que las futuras Administraciones pueden presentar en la realidad.

Sin [Europa] duda conseguirá algo de lo que quiere de un presidente que suene más dispuesto a trabajar con otros países – pero eso podría traer nuevas preocupaciones a Europa. Produciría a cambio peticiones – de mayor gasto en defensa, de mayores concesiones comerciales – que Europa, a cambio, puede no querer responder.

Sería una trama insidiosa por parte de Europa: pretender que Bush fue en todos los aspectos ofensivo de una forma irrepetible; situar las expectativas en su sucesos tan altas, ignorar las diferencias reales de intereses, y luego condenar a América otra vez por dejar de estar en línea con esas expectativas no realistas que niegan que sus propios intereses son diferentes de los de Europa.

Y es que lo que ha sucedido con Barack Obama es digno de estudio: las expectativas que se han generado son tan inmensas que es imposible que pueda satisfacerlas todas:

  • No puede cumplir las expectativas de los europeos, de unos Estados Unidos más colaboradores, y más ansiosos de actuar multilateralmente, y al mismo tiempo cumplir la exigencia de mantener a su país seguro por encima de todo.
  • No puede mantener la seguridad y el statu quo de Israel, y al mismo tiempo mantener conversaciones con Irán o aplicar el Plan Saudí para la paz en Oriente Medio.
  • No puede llegar a acuerdos de distensión con Rusia y reforzar la seguridad europea al mismo tiempo.
  • No puede retirarse de Iraq completamente, y al mismo tiempo asegurar la estabilidad del país.
  • No puede ser el Presidente que va a terminar las guerras y al mismo tiempo pedir a los aliados que incrementen las tropas en Afganistán.
  • No puede ser el Presidente que se vuelque en ayudar a África y a los países en vías de desarrollo a crecer, y al mismo tiempo cuestionar los tratados de libre comercio y apoyar los subsidios inmorales a la agricultura nacional.
  • No puede satisfacer a la clase media americana rebajando impuestos y a la vez proponer nuevos paquetes de estímulos fiscales, nuevos planes de rescate de empresas en dificultades, y nuevos planes de gasto social.
  • No puede cumplir con su Plan de Cobertura Sanitaria no universal, y con el Plan de Sanidad Universal y en gran parte pública que proponen parte de los congresistas Demócratas.
  • No puede ser el presidente del cambio y el que "no es de Washington", y rellenar su administración con los funcionarios de las adminsitraciones demócratas anteriores.
  • No puede ser el presidente que no atiende a grupos de presión o intereses especiales, y al mismo tiempo el presidente que más apoyo ha tenido de la banca, de los sindicatos, de la prensa.
  • No puede ser el presidente post-racial y al mismo tiempo abordar las propuestas extremistas de reparaciones históricas por las esclavitud.
  • Y así sucesivamente.

Lo que tantos comentaristas europeos esperan es que Obama actúe como un político europeo más. Pero Obama no es europeo: es estadounidense. No es el presidente que yo habría querido, pero es muchísimo mejor que el que cientos de millones de personas creen que es. Así que preparémonos para la decepción generalizada. Las altísimas expectativas que se tienen sobre el presidente Obama, y la multitud de intereses diferentes que esperan que actúe según sus programas, hacen que sea imposible no defraudar a nadie. Los propios Demócratas son conscientes de esto, y la mismísima Nancy Pelosi, en ocasiones despendolada maximalista de las posiciones extremas del partido, anuncia que el país debe "gobernarse desde el centro". En un excelente artículo en "The Hill", titulado significativamente "Los Demócratas bajan las expectativas", Mike Soraghan abordaba este asunto.

Los demócratas afrontan la tarea desalentadora de enfrentarse con la economía descontrolada y con dos guerras.

Aún así, ellos están ante expectativas masivas de cambio y ante miedos profundamente arraigados de que se pasen de la raya. Pero sus asesores más importantes dicen que han aprendido de los errores del pasado. Casi todos los miembros de la cúpula Demócrata actual en el Congresos servía ya en la elección de 1992, cuando Bill Clinton fue elegido Presidente. Dos años más tarde, el Partido Republicano obtuvo el control del Congreso.

Y lo mismo volvió a pasar en 2006, pero al revés, cuando los Republicanos perdieron el control del Congreso a favor de los Demócratas. Y es que los estadounidenses, que tanta misericordia inspiran a muchos soberbios europeos, detestan la concentración excesiva de poder. Clinton se pasó en sus primeras reformas, y se encontró con un Congreso reequilibrado que le hacía de contrapeso. Bush hijo se pasó al ideologizar también en demasía las actuaciones de gobierno. En 2006 se quedó el Congreso en manos Demócratas. Lo mismo le pasará a Obama en 2010 si aborda en sus dos primeros años reformas o legislación polémica que dé repuestas al program demócrata más radical.

El concepto de Presidencia Imperial es una de las herencias de los gobiernos crecientes del siglo XX. Ya en los primeros años de ese siglo el poder el gobierno fue creciente poco a poco, y el Republicano Theodore Roosevelt tuvo bastante que ver. Pero fue su homónimo -y muy, muy lejano pariente- Franklin Delano Roosevelt el primer merecedor con todos los honores de esta descripción. FDR fue el primer presidente que se saltó la norma no escrita de limitar su mandato a dos elecciones, y fue al finalizar sus segundos cuatro años en la Casa Blanca, en 1940, y ya en 1941, en plena efervescencia bélica en Europa, cuando tomó decisiones que demostraron a todos sus sucesores que un Presidente podía considerarse no un poder más, sino un poder supremo por encima de las cámaras legislativas y el poder judicial. FDR retorció el brazo de los demás poderes para conseguir:

  • La entrega de 50 cruceros al Imperio Británico a cambio de bases militares por el mundo, forzando enormemente la legislación vigente sobre la neutralidad del país,
  • La introducción del servicio militar obligatorio y universal, propuesta de ley aprobaba por el Congreso
  • El programa de "Préstamos" de material de guerra al Imperio Británico, el famoso "lend-lease".

Obama tiene todas las puertas abiertas para ser un Presidente Imperial, con un Congresos controlador por su partido, y con la posibilidad de nombrar al menos a un Juez del Tribunal Supremo durante su mandato. Es probable que a partir de 2010 intensifique sus programas más radicales. Pero aún así, decepcionará a muchos.

En fin, Victor Davis Hanson exponía algunas previsiones en su artículo "The Day After" en Pajamas Media el 6 de noviembre, explicando tanto al decepción que va a crearse en el resto del mundo, cómo esta decepción será atribuida a … los propios Estados Unidos, y cómo Obama se verá dividido entre los moderados (realistas) y liberales de su partido, sin poder satisfacer a los dos:

Noten a los iraquíes que inmediatamente se precipitan para decir que Obama seguramente no saldrá de Iraq prematuramente. Noten en segundo lugar que sólo recientemente ellos decían con grandilocuencia que teníamos que irnos. … A quienes contaban con Bush-Hitler tanto para defenderlos como para ser el principal de su antiamericanismo barato, podría no gustarles ir por libres como "socios" iguales según la muy elogiada moda “multilateral”

Obama puede decir sólo que “estamos justo detrás de vosotros[dándoos apoyo] cuando tratéis con Rusia, Irán, Corea del Norte, China, etc.” … En algún sentido, Obama traerá la necesaria claridad moral a las relaciones internacionales, porque si él realmente es un multilateralista, las actuales dependencias oportunistas [por parte de naciones] extranjeras se verán obligadas a adaptarse a este multilateralismo. …

Sobre el asunto de la raza, el país evolucionará algún punto más allá de la narrativa corriente de los días pasados que dice algo así como — ‘Ustedes se redimieron votando por Barack, y ahora podemos decir todos que somos realmente americanos’. El problema con este sentimiento comprensible son sus corolarios: ‘A menos que ustedes apoyen soluciones socialdemócratas europeas ofrecidas por un candidato Afroamericano carismático, entonces ustedes confirmarán que América es una nación cuasi racista.’ …

Vamos a ser testigos de una lucha gigantesca en el Campamento Obama en los próximo 90 días siguientes.

Por una parte, se escuchará el argumento siguiente: “Mire usted, Barack, tenemos una oportunidad histórica con el Congreso, una luna de miel, ímpetu de voto, y su brillantez comunicativa. ¡Carpe diem! Los liberales nunca tendrán tal ventana de oportunidad otra vez.’ ….

Los realistas responderán: ‘¡Espere! LBJ, Nixon, y otros hicieron saltar por los aires sus mandatos. Festina Lente!

Bonitos tiempos para seguir la política Estadounidense.

Más allá de las cifras: el análisis del resultado (y III)

In Libros, McCain, Obama, Palin on noviembre 16, 2008 at 11:47 am

A partir del 1 de diciembre seguiremos en http://rillotinspanish.com

Las razones de Palin

En la entrevista con Matt Lauer de la NBC, que citaba en una entrada anterior, la propia Gobernadora Palin enumera las razones por las que cree que fueron derrotados en las elecciones del 4 de noviembre. Escuchen, y lean su respuesta a la pregunta sobre si se esperaba una derrota por tanto margen:

PALIN: Pensé que [el resultado] sería más ajustado. Pero claro, dando un paso atrás y siendo capaz de considerar por qué ha sido el margen tan grande como ha sido, pues- tiene sentido.

No conseguimos el voto hispano, y era muy significativo.

Y cuando se considera que gastaron tremendamente más que nosotros, tiene sentido por eso también, que, quizás, el margen fuese más grande de lo que esperamos.

Y luego basta el sentimiento de rechazo al gobierno vigente, realmente, que se extendía a través del país, y nuestra candidatura que representaba a los vigentes …

Realmente no – no es tanta sorpresa, después de todo, que el margen sea tan grande como ha sido.

image

Y al final de la entrevista añade otra razón:

LAUER: Hay quien mantuvo que era usted la mejor cosa que alguna nunca le pasó a la campaña de John McCain, o, la semana pasada, algunas personas han dicho que usted le costó la elección.

PALIN: Bien, personalmente pienso que el colapso económico tuvo mucho más que ver con un esfuerzo de campaña fracasado que mí.

Atención al primer motivo que menciona la Gobernadora, y que a Allahpundit en HotAir también le parece significativo: el voto hispano.

Por si acaso no quedase claro, Palin repite lo mismo en la entrevista que dio dos días después a Wolf Blitzer en The Situation Room en la CNN.

No conseguimos el voto hispano, esto realmente dolió; gastaron tremendamente más que nosotros debido por supuesto a que Obama tomó financiación privada, mientras que John McCain se atuvo a su promesa de sólo tomar financiación pública para la campaña, gastaron enormemente más; Barack Obama hizo una gran campaña, tenía una organización muy fuerte. Hay tantos motivos que no voy a mirar hacia atrás otra vez y señalar solo al Presidente Bush y a la administración en cuanto a por qué nuestra candidatura no venció.

Sigo sin entender por qué se asume esta caricatura absurda de la Gobernadora Palin como una extremista. Palin fue la primera candidata Republicana en mucho tiempo trató el asunto de la inmigración. En su entrevista con Univisión recuerdo que ya dejó claro que aunque no favorecía la amnistía general sin condiciones, indicó que era absurdo echar a los inmigrantes ilegales (13 millones) que ya estaban en el país, y que había que buscar un camino para … ¡darles la ciudadanía!. Sí, Palin movilizó a la base Republicana. Sí, Palin defiende en general unos valores conservadores más clásicos que modernos. Pero al menos dos cosas son importantes, y creo que estas dos entrevistas con Lauer y Greta las demuestran:

  • Sus creencias son muy firmes, pero no busca imponerlas. A mí me impresiona que alguien que ha sido presentado como el símbolo de la intolerancia hable de encontrar lazos comunes con las personas favorables al aborto, y con las feministas, como hizo Palin.
  • Y sus creencias no son del todo las de la base Republicana, que, por ejemplo, es tremendamente anti-inmigración.

No deseo adelantarme a una próxima entrada, pero la Gobernadora Palin, con sus carencias, que las tiene, es un ejemplo de ese nuevo político Conservador con férreos principios pero pragmático, que tiene esa habilidad que no puede venir de un carácter intolerante para ser capaz de entender las posiciones contrarias y, sobre todo, de separar las creencias de la política. O, como en otros momentos he comentado, es una actriz excelente y lleva engañando a todos sus votantes y a sus recientes partidarios con habilidad desusada.

image

Y las mías

La pongo al final, porque al fin y al cabo no soy más que un tipo que opina a 10.000 kilómetros de distancia.

He dicho varias veces en este blog que McCain era el candidato Republicano menos malo. No era el mejor: era el único que no era tan polémico como para provocar el rechazo de alguno de los grandes grupos dentro del partido, pero no suscitaba el entusiasmo de nadie. Repito: de nadie.

Sé que cuesta creerlo. Pero es así. Ésta es la historia abreviada de cómo llegó a ser nominado John Mccain, bien contada por Justin Webb en el ya citado libro “Have a Nice Day”:

La historia reciente del Partido Republicano es un ejemplo perfecto del puro vigor de la política americana. … En primer lugar, estaban dominados por Cristianos con agendas sociales, y en segundo lugar, parecían ser el partido que iba a gobernar durante décadas. … De hecho, durante los primeros días de la Presidencia Bush, algunos en la izquierda mostraron abiertamente su preocupación sobre si América estaba a las puertas de un gobierno religioso. … Incluso en las presidenciales de 2008, el independiente pero bastante exitoso Republicano y potencial candidato presidencial Mike Huckabee sugirió que la constitución debería alterarse para reflejar las enseñanzas de la Biblia. …

Y entonces todo fue mal. Y no por casualidad. En parte por razones religiosas [el caso Terri Schiavo], pero en parte también porque el propio partido Republicano rechazaba ser secuestrado – incluso por Dios, y retomó el control de su futuro. … El resultado fue el fracaso de cada uno de los candidatos apropiadamente financiados por la derecha religiosa en llegar a las finales presidenciales del partido Republicano en 2007. No solo perdieron la oportunidad de que su favorito fuese elegido candidato, es que ni siquiera consiguieron meter ni uno en la lucha inicial. … El partido ya había avanzado. La gente … se concentraba en otras cosas – con Iraq a finales de 2007, y después con el colapso de la economía y el mercado de la vivienda.

Así que una campaña presidencial que prácticamente había sido abandonada -el jet privado había desaparecido y muchos miembros del equipo de campaña despedidos al mismo tiempo- eventualmente resurgió, y John McCain se convirtió en el candidato Republicano. … Él sabía que el partido Republicano de 2008 se había dividido en todas direcciones. No había ni un solo bloque de miembros del partido con la fuerza para imponer ortodoxia alguna sobre ningún candidato. Algunos tipos religiosos se fueron con Mike Huckabee, pero muchos pensaban que era un peligroso izquierdista (como gobernador de Arkansas había subido los impuestos y no aprobaba los salarios pagados en Wall Street), y optaron a cambio por el suave pero casi extraordinariamente poca fiable .. Mitt Romney. Otros conservadores partidarios de la “Seguridad Nacional” suspiraban por el recio mando de Rudy Giuliani … mientras que los conservadores económicos jugaban (y dieron millones) con el chiflado congresista tejano Ron Paul, que prometía abolir la educación pública y terminar la guerra de Iraq. Era un lío. ¿Y dice ue no había opciones? Tonterías. … No se trataba de manifiestos. No se trataba de programa. Se trataba de Carácter, y cuando se piensa en las decisiones que un Presidente tiene que tomar y la distancia que hay entre su elección en las Primarias y llegar a hacer algo en realidad (normalmente un año más o menos), parece tener todo el sentido. Sí, las opiniones de los candidatos sobre los asuntos corrientes importan, pero no tanto como sus posibles opiniones sobre sucesos futuros probables e improbables. …

John McCain era independiente – estaba libre de vínculos con George Bush y con su propio partido. Era un hombre dispuesto a considerar el Plan B si el Plan B era sensato. Era intelectualmente flexible – probablemente no hubiese iniciado la Guerra de Iraq, y ciertamente no la habría librado den la forma en que se libraba- y los Republicanos contrarios a la guerra parecían entender esto, apreciarlo, y confiar en que un hombre que apoyaba una guerra la terminaría si resultaba que eso era lo correcto. …

Así que los “seguidores robóticos” no aparecieron por ninguna parte en la carrera Republicana de 2008. Un partido que valora la lealtad y no se arrastra a la hora de apoyar a un candidato victorioso estaba roto en pedazos por los errores de su pasado reciente, y se reconstruyó desde la base hacia arriba.

image

Partiendo de esto, lo que McCain necesitaba no era movilizar al voto demócrata moderado: ése vendría por defecto si conseguía movilizar al voto republicano. ¿Por qué? Porque los “moderados” lo son no en cuestiones sociales y de valores, sino en cuestiones de programa y políticas. Es difícil que un republicano deje de votar a un candidato republicano porque éste sea no crea que hay que ilegalizar el aborto. Sí es fácil que deje de votarle si dice que la solución fantástica para el colapso financiero es un plan de rescate pagado por todos los contribuyentes. O si dice que la mejor estrategia para enfrentarse a Irán es tratar de comprender los agravios que pueda Ahmadinejad tener. Lo que tenía que hacer McCain es toma los puntos programáticos de los conservadores fiscales. Era la economía, estúpido.

Desde mi punto de vista, por supuesto limitado, Sarah Palin, con su escasísima experiencia y salvando las distancias, tenía más solidez en su discurso económico que McCain. Pero la Gobernadora de Alaska no puede ser quien de la respuesta a los votantes tras el colapso del 15 de septiembre. Y la respuesta de McCain fue perversamente ridícula. Perversamente, porque el destino fue perverso: su reacción más propia de un joven irreflexivo (¡me voy a Washington!) vino en el momento justo en que, por primera vez en la campaña llevaba una ventaja sostenida durante quince días en las encuestas.

Así que el primer motivo, clarísimo, y creo que hasta para la propia campaña de McCain, fue el inmenso error de no tener un programa económico articulado durante la campaña, en vez de ese monstruo que multiplicada el déficit para conseguir resultados peores que los de Obama, y no ser capaz de presentarse como un Comandante en Jefe de la Economía cuando no ya los estadounidenses, sino el mundo entero, buscaban tranquilidad.

El segundo, y también importante, fue el dinero. Me sorprende -bueno, no, no me sorprende- que se le hay perdonado a Obama el saltarse la financiación pública de campaña. No es raro oír quejas en Europa sobre lo que cuestan las campañas electorales. Esta ha sido la más cara de la historia, porque Barack Obama decidió saltarse el mecanismo implantado para limitar el gasto electoral: la financiación pública, por la cual los candidatos renuncian a la donaciones privadas y hacen campaña con dinero asignado por el gobierno federal. El propósito de esta financiación, además de limitar el gasto, era evitar la influencia que el dinero de intereses especiales (grandes empresas, donaciones privadas de grupos de interés, …) pudiesen tener sobre los candidatos. Por cierto, se acusaba a los republicanos de no estar interesados en este sistema precisamente porque eran “el partido del dinero” apoyado por las grandes corporaciones. El caso es que desde que existe este mecanismo ningún candidato lo ha rechazado, y todos, repito, todos los candidatos aceptaron acogerse a él este año. Hasta el mes de junio, cuando Barack Obama cambió de opinión y decidió renunciar a él y contar con financiación privada, cuando ya tenía su organización de recaudación en marcha y vería los buenos resultados. La consecuencia: Obama ha recaudado unos 650 millones de dólares, McCain solo contaba con 84 millones de fondos federales. La campaña de McCain contó además con el gasto que el Partido Republicano abordó por su cuenta, no como campaña de McCain, por un total de 275 millones, así que McCain tuvo en total unos 360 millones para gastar, un 44.6% menos que McCain. McCain no podía permitirse anuncios de media hora en las cadenas principales de televisión. McCain no podía permitirse anuncios en estados donde Obama tenía poco margen. Lo que es más, tuvo que ver cómo en estados teóricamente Republicanos Obama podía permitirse el lujo de gastar muchísimo más que él, abriendo centros de información, de búsqueda del voto, … Las descripciones de The Economist eran bastante desmoralizadoras.

El tercer motivo de peso es la herencia Bush. El bueno de George W. Bush -como a Jimmy Carter no le atribuyo maldad alguna – ha conseguido que no vuelva a haber ataques terroristas en Estados Unidos desde 2001 con un coste desorbitado. No me refiero a las colas en los aeropuertos. Me refiero a hacer saltar por los aires aspectos de programa eminentemente republicano tales como la responsabilidad fiscal o el menor intervencionismo. Me refiero a una estrategia en política exterior audaz, plenamente minada por una táctica y puesta en operación desastrosa, basadas en cierto temor a hacer realidad la estrategia y a la incapacidad de contar con el apoyo firme de parte de occidente (aunque esto no creo que sea culpa de Bush, sino de esa parte moribunda de occidente que es la Europa continental). Solamente los republicanos más conservadores sociales y religiosos pueden tener afecto sincero por Bush: es el único grupo al que no ha desencantado. Y estos no son suficientes para sostener a un nuevo candidato republicano. Habría sido casi imposible para cualquier candidato superar esta herencia. Lo sorprendente es que a pesar de esto McCain haya conseguido tantos votos.

El cuarto motivo desde mi punto de vista es parecido al que acusa a McCain de no ser un verdadero republicano, pero con matices. Yo lo veo así. McCain se situó como el candidato moderado, y mantuvo una estrategia de campaña floja, errática y cobarde, en el sentido de que no se atrevía a atacar a Obama por miedo a parecer demasiado agresivo, demasiado radical, o demasiado derechista. Su temor a utilizar las relaciones poco recomendables de Obama como asunto de campaña desmostraron una prudencia ridícula que ni siquiera Hillary Clinton mantuvo durante las primarias. ¿Cuál era la diferencia entre Obama y McCain en cuanto a programa? No mucha, tal y como la contaba McCain, excepto en Política Exterior. ¿Cuál era la diferencia en valores? No estaba claro, porque McCain no se pronunciaba mucho sobre ello. ¿Cuál era la diferencia en la propia persona del candidato? McCain pregonó sus virtudes personales, pero jamás las contrastó con las de Obama, hasta que fue demasiado tarde, y entonces parecieron ataques a la desesperada y le hicieron parecer a él como un candidato muy negativo. Por lo tanto, ¿qué había de mejor en McCain que en Obama? McCain fue en 2007 el candidato que prefería perder unas elecciones a perder una guerra. Pasó a ser el candidato que decía no saber mucho de economía y que proponía políticas económicas que disparaban el déficit. Luego se transformó en el candidato que tenía más experiencia. Luego se transformó en el candidato que decía “¡Yo no soy George Bush!” … ¿A quién votaban los estadounidenses de todos estos McCain? Toda su campaña se redujo al final a su persona: se le debía votar porque era un hombre íntegro que había dado todo por su país. Una apuesta muy arriesgada, que no consiguió convencer a la base republicana que le veía con recelo, y que no atrajo a los moderados demócratas que buscaban políticas fiscales conservadoras. Y, por cierto, ni mencionó la responsabilidad de los gobiernos y congresos Demócratas en la actual crisis financiera. ¿Qué demonios hacías, McCain?

image

Viñeta de 4-Block World

Y un aspecto menor, pero también influyente, relacionado con la estrategia de campaña. Estoy de acuerdo con que elegir a Sarah Palin echó por tierra el argumento de la “experiencia”, con la inestimable colaboración de los medios. En uno de sus bandazos de comunicación, McCain pasó a ser el candidato de la experiencia frente al inexperto Obama. Claramente no había pensado todavía en la Gobernadora de Alaska como compañera de candidatura. ¿Con qué base podía atacar a Obama con este argumento desde la elección de Palin? A pesar de lo cual tengo que repetir: el argumento podía sostenerse recordando que Palin era la más inexperta de los cuatro candidatos … pero es que el segundo más inexperto es Obama. Y él se presentaba a Presidente, ella no. En un análisis de riesgos, Obama se lleva la palma: es la opción más arriesgada en cuanto experiencia. Pero, en fin, mezclemos estos cambios de mensaje de McCain con la elección de Palin, y, en efecto, como dicen los estadounidenses, se disparó en su propio pie y destrozó uno de los razonamientos contra Obama. (Aún así, ya saben que pienso que Palin fue la mejor elección que pudo hacer y que contribuyó a que McCain no fuese literalmente arrasado por Obama en voto popular). 

El quinto motivo, por supuesto, fue el sesgo de los medios a favor de Obama. No creo, ni de lejos, que este sesgo suponga un 15% de los votos, como declaraba Evan Thomas, de Newsweek, en una discusión similar en las elecciones de 2004. Sí creo que la mayoría de la prensa eligió a un candidato desde el principio, y no le dio muchas oportunidades al otro. En mi opinión, la credibilidad de muchos medios tradicionales está por los suelos. Vuelvo a insistir: la red va a ser la fuente de información a partir de ahora para muchos ciudadanos. Al final, en ella está la información más limpia, separada de la opinión (estadísticas, organismos oficiales o privados, informes contrastables, …). Y la opinión en la red también es más transparente. Nadie va a leer los blogs de DailyKos buscando alabanzas a los Republicanos. Ni nadie espera ver a Ann Coulter diciendo maravillas de Obama. Las posiciones están más claras. En estas elecciones se ha visto cómo los medios no solo apoyado, sino protegido a su candidato favorito, negándose a investigar aspectos polémicos de su pasado y su historial como político, para desesperación, en primer lugar, de la propia Hillary Clinton en las primarias.

Conclusión

Bonita campaña. He disfrutado muchísimo siguiéndola y escribiendo sobre ella. McCain era un gran candidato, pero se presentaba en el momento y en el año equivocado. Ya no estamos en los tiempos de las campañas de imagen y persona. Hoy el propio FDR lo tendría más complicado. Ganó quien mejor campaña hizo. Perdió quien no supo qué contar a sus votantes.

Y ahora el partido Republicano está … como hace un año: roto en facciones y con un futuro incierto. Es el momento del cambio. Y les aseguro que llegará, y que el Partido Republicano sorprenderá por su reacción. Está otra vez roto en pedazos. Y se reconstruirá otra vez desde abajo.

Más allá de las cifras: el análisis del resultado (II)

In McCain, Obama on noviembre 16, 2008 at 1:32 am

A partir del 1 de diciembre seguiremos en http://rillotinspanish.com

Otras opiniones

Charles Krauthammer, esa mente privilegiada que considera a Palin uno de los errores de McCain (nadie es perfecto, tampoco lo es The Economist), y que pidió el voto para McCain fundamentalmente por sus posiciones en política exterior, explica la derrota así:

En mi vida anterior, fui testigo de autopsias mucho más difíciles. Esta es fácil. El paciente sufrió un golpe fatal el 15 de septiembre – pillado bajo los escombros cuando se cayó el tejado (en Lehman Brothers, según el informe policial) – aunque se mantuvo con vida hasta su definitivo y más bien silencioso óbito el 4 de noviembre.

Con la emoción y la decisión de la victoria de Barack Obama nos olvidamos de que en las primeras semanas de Septiembre John McCain estava en realidad por delante. Entonces se vino abajo Lehman, y el sistema financiero se cayó por un precipicio.

Además de los aplastantes sucesos externos, McCain cometió dos errores no forzados significativos. La suspensión de la campaña durante el accidental colapso económico fue un riesgo que no sólo falló, sino que creó la imagen del McCain-errático que profundamente minó su enorme ventaja sobre Obama en cuanto a a percepción de capacidad de mando.

La elección de Sarah Palin también fue un error. Hablo aquí de sus efectos políticos, no del psicodrama de acción secundario de rabia feminista y del odio de las élites que tuvo poco que ver con la política y todo que ver con prejuicios culturales, resentimientos y afectaciones.

Palin fue un error (“casi suicida,” escribí el día de su selección) porque ella tiró por la borda completamente el argumento principal de McCain contra Obama: su inexperiencia y falta de preparación para liderar. Y su nombramiento no sólo minó intelectualmente minado el argumento del la experiencia. También cambió la dinámica de la elección dinámica trasladando la atención, por varios días durante el final, al nivel de preparación de Palin, sus aptitudes, y su experiencia – y alejándola de Obama.

image

McCain pensó que él podría arrebatarle a Obama la cuestión del “cambio” dirigiendo una campaña con Dos Inconformistas. Una tontería desde el mismo principio. Desafiaba la lógica que el candidato del partido que gobierna intentase quitar el  “cambio” a la oposición.

Richard Lister, en las BBC News, tiene un análisis más común:

Desde el principio, su problema más grande fue encontrar dinero para competir con el camión pesado de la campaña de $650 millones de Barack Obama. Al aceptar la financiación federal (que el Sr. Obama rechazó) vio limitado sus gastos de campaña para las elecciones generales en $85 millones.

Por supuesto, el Comité Nacional republicano y otros grupos Pro-McCain gastaron mucho más que esto, pero el Sr. McCain nunca pudo desafiar seriamente la capacidad del Sr. Obama de dominar las cadenas de TV – hasta en estados que eran tradicionalmente republicanos. ….

Su otro problema grande estaba en la tentativa de separarse de uno de los presidentes más impopulares en la historia americana. … Trató de colocarse como un inconformista que había ido por su propio camino en el pasado. …

Los republicanos conservadores sabían demasiado bien que el “inconformista” también pensó ir contra ellos en cuestiones, como inmigración y reforma de finanzas de campaña. … Esto le forzó a elegir a un candidato vicepresidencial que les tranquilizaría. La gobernadora Sarah Palin de Alaska fue una apuesta enorme desde el principio….

Pero eligiendo a alguien sin experiencia nacional y ninguna experiencia internacional como su candidato a la vicepresidencia levantó preguntas sobre su juicio y minó su argumento principal contra el Sr. Obama. …

Nunca pudo encontrar completamente una narrativa que funcionase. Pasó de ser el héroe de guerra, a ser la voz de experiencia, a ser el inconformista, a ser el recortador de impuesto, pero nunca encontró una forma de mejorar en las encuestas. …

Cuando la crisis crediticia hizo erupción y la economía se detuvo, pareció una acusación indiscutible contra una era de desregulación republicana … La suspensión abrupta de su campaña para volver a Washington y “arreglar el problema” pareció errática y fue por último ineficaz.

Michael D. Shear, en el Washington Post, recopila las mismas razones y las amplía. El resumen de Patterico es suficiente:

  • Falta de dinero
  • Las consecuencias negativas de elegir a Palin
  • Muy pocos (o demasiados) ataques contra Obama
  • Moverse hacia la derecha en vez de actuar como el independiente que es
  • Encuestas insuperables para el Partido Republicano consecuencia de la Presidencia Bush
  • Adoptar un enfoque de alto riesgo en vez de centrarse en la experiencia y el liderazgo
  • El apoyo de los medios a Obama
  • El momento en que ocurrió el colapso financiero
  • Mala suerte

En análisis del propio Patterico es certero y cortito:

La campaña de McCain sufrió por todas esas razones, pero perdió por una razón escondida en medio del artículo:

‘Y su campaña no había dedicado tiempo a desarrollar un plan económico global’.

Pienso que todos excepto los americanos más partidistas son más flexibles de lo que los expertos creen sobre cuestiones cuestiones políticas polémicas tales como el matrimonio gay, el aborto, y la guerra de Iraq. Respetamos diferencias de opinión de nuestros candidatos como hacemos con las de nuestros vecinos y compañeros de trabajo. Pero los americanos insisten en que los candidatos se preocupen lo suficiente por la economía para formular y tratar de comunicar sus políticas económicas. Incluso aunque no me gusten sus políticas, Obama tenía una política económica y trató de comunicarla a los votantes, aunque a menudo fuera vago. … . La razón por la que el apoyo de Palin a la perforación petrolífera como parte de una política económica / política de energía y por la que Joe “El Fontanero” y “la distribución de la riqueza” ayudaron a McCain es que ellos le dieron posiciones claras en cuestiones económicas de las cuales carecía antes su campaña.

La enorme, fantástica Tammy Bruce también dejó escrito su diagnóstico:

Hubo una vuelta obvia en esta carrera que pensé que McCain sería capaz de ganar. McCain/Palin estaban por delante antes del accidental colapso financiero, y detrás después. Es como si este último fracaso ridículo de Bush fuera simplemente demasiado para los americanos como para no hacerle caso.

Sabía que Bush había dañado la marca conservadora, y saben también que he llegado a despreciarle más o menos, pero no fui capaz de prever cuán profundo era el daño.

Los conservadores más sociales explican la derrota por la falta de atractivo de McCain como candidato para los votantes más preocupados peor los valores. La verdad es que los números les dan la razón: los Republicanos se quedaron en casa. Veamos lo que dice “Jewish Odysseus” en “The American Thinker”:

La campaña incoherente de John McCain, de mero aprobado, no mereció que ganase la Presidencia este año.

La primera cosa que tiene que decirse es esta: John McCain es realmente un “Demócrata de Reagan”. Se afilió al Partido Republicano en Arizona hace unos años porque la gente como él (fondo patriótico, militar, tímidamente anticomunista) no tenía ningún futuro en el Partido demócrata.

En 2008 el candidato que en las primarias del Partido Republicano quedó el segundo en votos se convirtió en el candidato del Partido. Él repetidamente se declaraba como “el republicano antirrepublicano.” ¿Y ahora nos preguntamos por qué tenía problemas presentando argumentos republicanos siendo candidato republicano?

[Obama] tenía dos infrecuentes… ventajas: no tenía ningún historial de votación reconocible en un alto cargo que colgarle al cuello para definirle; y tenía una ventaja de dinero gigantesca (bien más de 2-1) con la que destrozar a McCain y autoglorificarse. Con estas ventajas, Obama fue capaz de atacar la estrategia de McCain directamente, distinguiendo de hecho a McCain como la opción “arriesgada”, hasta “ideológica” contra el Obama razonable, moderado, bipartidista. Resultado: ¡McCain fue incapaz de conseguir que ningún independiente o demócrata centrista cuyo nombre no sea Lieberman le apoye!

Entra Sarah Palin. … La elección de Palin devolvió una paridad estratégica a la campaña, donde McCain tuvo una fuerte y viable opción para repetir los triunfos electorales anteriores de Bush, y pareció abrir hasta estados que se inclinan por los Demócratas, como Pensilvania y Nuevo Hampshire.

image

Pero McCain el Demócrata de Reagan perdió la concentración y falló una prueba crítica unas semanas más tarde. ¿En qué pensaba cuando declaró el 15 de septiembre que la economía de los EE.UU. era “fundamentalmente fuerte”? ¿En qué pensaba cuándo anunció el 24 de septiembre que suspendía su campaña, incluso su próximo aparición en el debate el 26 de septiembre después de que la crisis financiera estallase? ¿Pensó que los demócratas de la mayoría se derrumbarían y le harían un héroe conquistador? ¿Pensó que era una crisis antigua que se calmaría, y le haría parecer como si hubiese influido con algo de magia en ello? En efecto, como los anuncios Obama despiadadamente reiteraron, pareció confuso, errático, y fuera de la realidad – su gran momento de crisis en medio de la campaña, y él lo estropeó. Se ahogó.

Este es uno de los muchos conservadores que finalmente han estallado contra McCain. En la interesante entrada, Odysseus cuenta que es inexplicable por qué en los debates McCain, por miedo a no parecer moderado, fue incapaz de utilizar contra Obama los argumentos que con ferocidad despiadada utilizó contra él … la propia Hillary Clinton en las primarias.

James P. Pinkerton, articulista conservador de la Fox, escribía en el blog de esta cadena “The Fox Forum”:

John McCain nunca fue capaz de decidir si quiería ser un ganador — o un mártir. Tomó posiciones arbitrarias (él preferiría, por supuesto, el adjetivo “de principios”) en cuestiones que iban contra el corazón de su partido, y socavaban su coalición de victoria potencial, que siempre tenía que incluir a los demócratas populistas Reagan/Hillary. Se opuso a la perforación petrolífera en el Refugio Artico de Fauna Nacional en Alaska y denunció a aquellos que mencionaban al reverendo Wright o el segundo nombre de Barack Obama. Apoyó “la reforma completa de la inmigración” y los límites y compraventa de derechos para el calentamiento global – posiciones liberales que repugnaron a los fieles del Partido Republicano, y que alejaban a demócratas moderados y conservadores. …

Para colmo, McCain votó a favor del rescate urgente de Wall Street el mes pasado – poniendo una vez más al “establishment” por antes que la base republicana, poniendo la alabanza de los expertos antes de los votantes populistas indecisos. Y así, hacia el final de la campaña, muchos republicanos activistas habían entendido lo que McCain realmente pensaba de ellos, y actuaron en consecuencia.

Ann Althouse, en su interesante blog “Demócrata moderado”, o cuasiconservador (votó por Bush en 2004), recopiló en un único post toda la historia previa de su desencanto con McCain: “How McCain Lost Me” (“Cómo McCain me perdió”). Merece la pena leerlo entero. Les pongo tres perlas, y las cuatro razones finales por las que decidió no votar por él, sino por Obama:

8 de Octubre: … Me preocupara más McCain [en la Presidencia] que Obama.

16 de Octubre: … Me molesta enormemente que McCain no se haya definido a sí mismo como conservador.

30 de Octubre: Me veía votando por un conservador. Me gustaría conservadurismo del bueno. Pero no lo veo en McCain. Y la verdad, traer a Palin no servía como sustituto de tener sus propios principios claros.

3 de Noviembre: Una cosa que no me gusta de John McCain es que nunca mostró respeto por Bush. Todo era distanciarse de Bush, pero si lo que quieres es distancia, para eso está Obama … No recuerdo a Obama disparando con mala intención contra Bush. McCain trató a Bush como un paria. ¿Es que no había ni una palabra de defensa para el hombre que nos ha protegido de ataques terroristas durante 7 años?

¿Cómo me perdió McCain?

  1. No entendía la economía, la cuestión más importante.
  2. Perdió la capacidad de utilizar la experiencia como argumento.
  3. Nunca se definió como un conservador con principios.
  4. Errático e incoherente, le faltó capacidad mental.

GayPatriotWest, en Gay Patriot (sí, también hay gays que votan republicano, un 27% en estas elecciones), explicaba un par de cosas más:

Atribuyo parte de mi tristeza a que nuestra parte no haya promovido un mensaje económico conservador en una campaña en la que la economía fue la cuestión principal. Mientras que alguno aseguran que nuestras ideas han sido derrotadas en las  urnas, yo apunto que ni siquiera se presentaron.  

Al menos en cuestiones económicas, esta campaña no proporcionó un medio para nuestras ideas, ni una defensa sólida contra quienes culpan a los conservadores de la crisis económica.

image

Y, para terminar, la sarcástica, radical, y vehemente a más no poder Ann Coulter. Léanlo entero, que hasta da un poco de miedo. Porque la culpa de todo es de McCain:

El ganador, por supuesto, es Obama, quién debe estar emocionado porque ahora puede comenzar a salir en público con Bill Ayers y el Rev Jeremiah Wright otra vez. John McCain es también ganador porque ya puede continuar comprando más casas.

Y somos todos ganadores porque nunca tendremos que oír otra vez a McCain decir “amigos míos.” …

Como el demócrata liberal E.J. Dionne Hijo exudó sobre McCain en el Washington Post durante las primarias republicanas, “John McCain es temido por demócratas y del gusto de los independientes.” Dionne proclamó que McCain “puede ser un republicano que puede rescatar a su partido de la resaca de los años de Bush.” …

Yo sigo tratando de conseguir que los Demócratas sigan mi consejo (dejen de estar tan locos), pero ellos nunca me escuchan. ¿Por qué siguen los republicanos el consejo de sus enemigos?

¿Cuántas veces tenemos que dirigir este experimento antes de que los votantes de las primarias republicanas aprendan que los republicanos “moderados”, “independientes”, “inconformistas” nunca ganan, y los republicanos de derechas nunca pierden?

De hecho, la única cosa buena sobre McCain es que nos ha dado a un conservador genuino, Sarah Palin. …

Después de mostrar mi contención casi sobrehumana durante de esta campaña, que ya estaba perdida desde la noche en que McCain ganó las primarias de California, ya soy libre ahora para anunciar que todo lo que me importa es perseguir y castigar a cada republicano que votó por McCain en las primarias. Tengo una lista y estoy preparada para entregar los nombres de cada persona que me dijo que él votaba por McCain a las autoridades apropiadas.

Comenzaremos con el antiguo Gobernador de Arkansas Mike Huckabee, el antiguo alcalde de Ciudad de Nueva York Rudy Giuliani, el Gobernador de California Arnold Schwarzenegger y el Gobernador de Florida Charlie Crist. Luego marcharemos por los estados de Nuevo Hampshire y Carolina del Sur – estados que a los que nunca se les debe volver a permitir jamás celebrar primarias republicanas tempranas.

Por el momento, tenemos un nuevo presidente electo. En el espíritu de aproximarnos a nuestros contrarios, les debemos a los demócratas mostrar por su presidente exactamente la misma clase de respeto y lealtad que ellos han mostrado por nuestro reciente presidente republicano.

A partir de mañana, si no más pronto.

Esta mujer es de aúpa.

Ahora resulta que Obama es …

In Obama on noviembre 13, 2008 at 2:41 am

… Escalofriante.

Y es que poco a poco, muy poco a poco, algunos empiezan a darse cuanta de que su deseo se ha hecho realidad, y Obama en la Casa Blanca ya es un hecho. Hecho que, en frío, puede parecer no tan bonito como durante la campaña.

Varios periodistas que defendieron a Obama durante la campaña han hecho comentarios durante los dos días posteriores a las elecciones un poco sorprendentes. Rush Limbaugh, un periodista radiofónico conservador, políticamente incorrecto, y tremendamente detestado por los medios liberales (él es uno de los motivos por los que se planteó recuperar la Fairness Doctrine para obligar a los medios a dar informaciones justas y veraces incorporando a las visiones de las dos partes en una discusión, o, como dicen lo detratores, para acallar la crítica y censurar a los que no están de acuerdo).

En su programa del día 6 de noviembre se lo pasó muy bien, y, salvando la incorrección política, hizo que sus oyentes lo pasasen muy bien, reproduciendo estas declaraciones de varios periodistas que empieza a hablar más de la cuenta sobre Obama. Personalmente no es de lo que más me gusta en la radio estadounidense (ya saben que yo soy de Tammy Bruce). Pero lo interesante son las declaraciones de terceros que emitió.

Primero, parte del coloquio en el “Charlie Rose Show”, entre Tom Brokaw y Charlie Rose.   Brokaw es un periodista de largo historial en la NBC, y fue el moderador del segundo debate Obama – McCain de esta campaña. Rose también es periodista de larga carrera, actualmente con un programa de entrevistas en la PBS. Les pongo el vínculo al audio del programa de Limbaugh, y la transcripción (Limbaugh es el de la foto):

ROSE: No sé cual es la visión del mundo de Barack Obama.

BROKAW: No, yo tampoco.

ROSE: No sé como él realmente ve el papel de China.

BROKAW: No sabemos mucho sobre Barack Obama y el universo de su pensamiento sobre política exterior.

ROSE: Realmente no sé. ¿Y sabemos algo sobre la gente que le aconseja?

BROKAW: Sabes que esta es una pregunta interesante.

ROSE: Es principalmente conocido por su autobiografía y sus discursos muy aspirados (sic), dos discursos.

BROKAW: No sé qué libros ha leído.

ROSE: ¿Qué sabemos sobre los héroes de Barack Obama?

BROKAW: Hay mucho sobre él no sabemos.

Bueno. Pues dos de los periodistas con más experiencia de Estados Unidos, que no han sido precisamente críticos con Obama hasta las elecciones, reconocen que … “hay mucho de él que no sabemos”. Pues qué bien: hagámosle entonces Comandante en Jefe y Líder del Mundo Libre.

Pero hay más. También (gracias a Mike’s America de Flopping Aces) con Rose estuvieron Jon Meacham y Evan Thomas, editores de la revista Newsweek, que ha dado palos a Palin durante toda la campaña, y a McCain por descontado. Primero, la emisión del programa de Limbaugh.

Allá van varios cortes de este diálogo. Las mejores frases, hacia el final, en negrita:

ROSE: Evan, considerando los principios tempranos para Obama y su equipo, ¿qué tipo de campaña quiso hacer? Porque estoy fascinado por la idea de que él estableció un patrón, sugirió ir desde la base hacia arriba, lo que el organizador comunitario podría sugerir como un modo de conseguir el resultado.

THOMAS: Saul Alinsky es, uh, realmente era un modelo de esto, er, el organizador comunitario famoso en Chicago, y esta idea entera que Alinsky tenía de que esto no va a funcionar si se ofende grupos grandes de personas. Sabe, pensamos en los organizadores comunitarios con el su puño en alto y, ¿sabe? Ah, no, no, no, no, no. Se tiene que persuadir a la mayoría siendo pacífico y no amenazas. Saul Alinsky usó las palabras “sin amenazas.” Esto es clave para Obama. No hay ninguna militancia implicada. Esto es muy importante y – y su estratega principal, Axelrod, realmente entendió esto. Sobre todo si se conduce a un tipo negro para presidente, no se puede amenazar a los blancos…

MEACHAM: Él es muy evasivo, Obama, lo que es fascinante para un hombre que ha escrito dos memorias. En el Parque Grant [el discurso de aceptación] sale con la familia, y luego ellos se marchan.

ROSE: Mmm. Mmm-hmm.

MEACHAM: Biden de vuelta, ya sabe, encerrado bajo llave en el bar o algo.

ROSE: (sonrisita arrogante)

MEACHAM: Ya sabe, ellos no le dejan salir. ¿Y ha visto alguna vez usted un discurso de victoria dónde no haya nadie más en el escenario?

ROSE: Mmm.

MEACHAM: Ni la esposa llena de adoración, ni ningún niño mono. Él es el mensajero.

THOMAS: Hay un culto de la personalidad ligeramente escalofriante en todo esto. Quiero decir, él es tan admirable –

RosE: Ligeramente. Escalofriante. Culto de personalidad.

THOMAS: Sí.

ROSE: ¿Qué hay de ligeramente escalofriante en ello?

THOMAS: Esto – esto – sólo me inquieta que él sea tan singular. Él es claramente director de su propio espectáculo. Es un tipo profundamente manipulador.

ROSE: Mirándole anoche en aquel discurso, él termina –

MEACHAM: Sí.

ROSE: – y él parace que – casi parece que entonces sube para mirar a lo que le rodea.

MEACHAM: Él observa cómo le miramos.

THOMAS: ¡Cómo le miramos!

ROSE: ¡Exactamente!

THOMAS: Él hace –

MEACHAM: Es asombroso.

ROSE: Es asombroso.

THOMAS: Él escribe sobre esta metáfora, diciendo que él es una pantalla sobre la cual los americanos se proyectarán. Dijo que ellos quieren a Barack Obama; no estoy seguro de ser Barack Obama.

ROSE: ¡Mmm!

THOMAS: Él tenía – él tiene conciencia de sí mismo para saber que esta criatura él es diseñado no es necesariamente una persona real, y él es bastante consciente de sí mismo –

ROSE: ¡Ahhhhhh!

image 

Viñeta de Eric Allie, de CagleCartoons.com

En tiempos de crisis, resulta hasta bueno que un movilizador de emociones tome las riendas. No dudo que Churchill fue un magnífico líder para conseguir que el Reino Unido soportase la Segunda Guerra Mundial completa. Pero la verdad, me cuesta entender que en este momento concreto, cuando la percepción de crisis no es por una amenaza exterior, sino por la pura economía, un desconocido, sin discurso, con antecedentes más que difíciles de explicar, plegado totalmente a intereses de terceros (sindicatos, el propio partido, grandes bancos, …) sea la persona que han preferido l
os estadounidenses. Recuerdo que, programa por programa, el de Obama era más sólido en política interna y economía. Pero elegir solo por programa sin considerar qué valores tiene el director del programa …

Recordaba Tammy Bruce hace cuatro días una cita de Voltaire, nada inoncente:

Cualquiera con el poder de hacerte creer cosas absurdas tiene el poder de hacerte cometer injusticias.

Más allá de las cifras: el análisis del resultado (I)

In McCain, Obama on noviembre 12, 2008 at 8:47 pm

Una semana después, vamos a dar unas pinceladas sobre el resultado, con la cabeza más fría.

Racionalizar la derrota

Los comentaristas liberales y pro-Demócratas lo tiene claro: McCain perdió porque es un inútil, Obama ganó porque es “El Elegido”. Es la potestad del vencedor.

Los comentaristas conservadores, sin embargo, deben hacer análisis más profundos. Es la obligación del perdedor.

No esperen que aquí analice muchas opiniones de comentaristas liberales. Pero sí las interesantísimas, y en algunos casos sorprendentes, conclusiones de varios comentaristas conservadores.

La racionalización de la derrota se centra en dos preguntas:

  • ¿Por qué?,
  • ¿Quién tiene la culpa?
  • ¿Qué va a pasar ahora?

Y les aseguro que hay respuestas de todo pelaje. Por supuesto, yo, como buen y animado seguidor de la campaña, también tengo las mías. Vamos allá. Mis comentarios en cursiva.

image

Algunas reacciones

La primera reacción que en mi opinión merece la pena restacar, y que fue de las primeras en aparecer en la red y transmitirse de blog a blog, fue la de Steven den Beste:

No es el fin del mundo

Es fácil dejarse entrar en la desesperación y comenzar a pensar cosas como “estamos jodidos de verdad” o “ésto es el peor de todos los resultados posibles”. Pero no es verdad. …

Ni Jesucristo podría satisfacer todas las expectativas de los mayores partidarios declarados de Obama, o hacer realidad todas las promesas de Obama ha hecho.

Pienso que Obama va a resultar ser el peor presidente desde Carter, y por los mismos motivos: las buenas intenciones no garantizan buenos resultados. Los idealistas a menudo tropiezan con los dedos del pie contra las rocas caprichosas de la realidad, y se caen de cara. Y el mundo no responde benignamente al comportamiento benigno.

Pero hay otra razón por la que lo pienso: Obama ha estado escondiendo su luz bajo una cesta. … . Obama no es lo que la mayor parte de ellos piensan que es. La borrachera de la adoración pasará, dejando una resaca monumental. …

He vivido el suficiente tiempo para aprehender esta verdad básica: los EE.UU son demasiado grandes y demasiado fuertes para destruirlos en sólo 4 años. O incluso en 8. …

El presidente de los Estados Unidos es la figura política más poderosa en el mundo, pero en comparación con otros los ejecutivos nacionales sus poderes realmente están completamente restringidos. Obama será el presidente, pero no será un dictador o un rey, menos aún una deidad. Todavía tiene que trabajar con el Congreso y el Senado, y todavía tiene que vivir dentro de las restricciones Constitucionales, y con una judicatura que en su mayoría él no designó. …

Obama fue elegido por convertirse en una una pizarra en blanco, con promesas insípidas sobre “esperanza” “y cambio” – pero ahora realmente tiene que hacer algo. Ahora tiene que revelar su verdadero orden del día. …

Y la gente que se enamoró de la demagogia aprenderá una lección inestimable. …

Y no es posible para los demócratas cumplir con todo lo que ha sido prometido. Va ha haber un montón de izquierdistas desilusionados ahí fuera. Mucha gente que sintió que fue engañada. Mucha gente que se dará finalmente cuenta de que la campaña Obama era algo así como un culto.

La desilusión se convertirá en un sentimiento de traición. Y esto se convertirá, por su parte, en cólera. …

Entretanto, aquellos de nosotros que no queríamos que Obama fuera el presidente tenemos que reconocer que lo es. Y no ceder ante la clase de sueños de fiebre paranoides que han consumido a la izquierda durante los 8 años pasados. Hagamos colectivamente una promesa esta noche: no va a haber “Síndrome de Demencia de Obama”. Obama es un político. No es el diablo encarnado.

¿Cuáles son los lados buenos de lo que acaba de pasar?

1. Ya no es posible para nadie negar que los medios predominantes (Mainstream Media – MSMS) están pesadamente sesgados. Los MSM han estado sesgados durante décadas, pero consiguieron una ilusión de imparcialidad. Ya no no es posible; los MSM han malgastado su credibilidad durante esta campaña. Nunca recuperarán aquella credibilidad.

2. Ya que los demócratas consiguieron casi todo lo que esperaban en esta campaña, no tendrán ninguna excusa y tendrán que producir. Ellos tendrán que revelar su verdadero orden del día – o aclarar que ellos realmente no tienen ninguno más allá que la obtención del poder.

3. Cada pocas décadas al pueblo americano tienen que ser recordarle que la paz sólo viene con la fuerza. Los próximos cuatro años serán la lección de esta generación.

Ya lo ven, Den Beste tiene claro que es una pequeña desgracia, pero que el país es fuerte y resistirá. Aunque pone como ejemplo de la capacidad de aguante de la Unión el haber sobrevivido a Nixon (por el que yo tengo un singular e infrecuente aprecio) y a Clinton (por el que mi aprecio es más común), comparto con él su noción de que la fortaleza democrática de los Estados Unidos lo aguanta casi todo. Y ha sido un verdadero alivio que todavía se pueda recurrir en el Senado a esta arma tan peculiar del filibustering.

image

La preocupación de Den Beste, como la mía, está sobre todo en seguridad y política exterior. “La paz sólo viene con la fuerza. Los próximos cuatro años serán la lección de esta generación”. Veamos sus predicciones:

1. La política exterior de Obama de “darle la mano a todo el mundo” va a ser una catástrofe. Les va a encantar en Europa. Probablemente ya están partiéndose de risa en Oriente Medio ya.

Amigo Den Beste, soy europeo, y yo estoy preocupado. Pero tiene usted razón. De mi entorno, le aseguro que soy el único. Hemos vestido desde Europa a Obama con todos nuestros complejos y esperamos que los lleve con orgullo. Y estamos encantados con él.

2. Los EE.UU. no han sufrido un ataque terrorista de al Qaeda desde 9/11, pero tendremos al menos uno durante el mandato de Obama.

Den Beste ha sido de los pocos que se ha atrevido a hacer esta predicción. Comparto que los EE.UU. van a ser fácilmente odiados una vez la decepción con la presidencia de Obama dé paso a la ira. Y si el presidente Obama renuncia a una defensa en las fronteras no ya nacionales, sino del “imperio” (Europa y Oriente Medio), sí es más fácil para los “bárbaros” llegar a atacar a al Capital.

3. Vamos a perder en Afganistán.

Probablemente. Y probablemente se desencadene una catástrofe en Paquistán cuando los EE.UU. se retiren de Afganistán.

4. Irán conseguirá armas nucleares. Habrá una guerra nuclear entre Irán e Israel. (Esta es la única cosa irreversiblemente terrible que veo próxima, y en efecto es muy mala.)

Lo que más tememos algunos. La estrategia de contención de Irán no ha funcionado, y el despiste de varios años en Iraq ha impedido que EE.UU. pueda plantear una alternativa clara que sus aliados pudiesen respaldar. Añadamos a esto la suicida tendencia europea a culpabilizar a Israel de la situación en Oriente Medio que conduce a abandonar a su suerte a siete millones de personas una vez más, y es probable que Is
rael no celebre su 70 aniversario.

5. Habrá finalmente un contragolpe de la prensa contra Obama que hará que el tratamiento que dieron a Bush parezca suave. En parte esto va a ser porque Obama va a decepcionarlos tanto como a todos sus otros partidarios. En parte será por los MSM estarán desesperadamente tratando de recobrar su propia credibilidad, tratando de demostrar que no están de su parte más tiempo. Y debido a esto finalmente van  a hacer el reportaje que deberían haber hecho durante esta campaña, sobre los amigos poco sabrosos de Obama, y sobre el fraude electoral, y sobre la recaudación de fondos ilegal, y sobre muchas otras cosas.

No, esto no va a pasar. Mi predicción es diferente. Sí habrá un desencanto con Obama en la Prensa, pero la Prensa no va a rectificar hasta el punto de volverse contra él. Lo que va a ocurrir, porque ya está ocurriendo, es que cada vez más personas vamos a recurrir a los medios alternativos de información para estar al día. Los blogs y la capacidad inmensa de internet van a convertir en obsoleta la prensa escrita tradicional: ya hay mejores opinadores en la red que en muchos medios escritos, y gracias a la radio y a la televisión seguiremos enterados de la noticias generales. Radio y TV servirán para que nos enteremos de que algo pasa. Internet y los blogs, y los portales de noticias servirán para obtener el análisis. Esto hará que una gran parte de la población todavía no muy formada tecnológicamente va a quedar un poco desamparada … con consecuencias que no puedo imaginar.

y 6. Obama no será reelegido en 2012. Puede acabar hasta por hacer un LBJ (por Lyndon B. Johnson) y hasta no presentarse otra vez.

image

Jennifer Rubin, en Pajamas Media, enumera las que ella cree son las 30 razones principales por las que fallaron McCain y su dirección de campaña:

1. No perseguir la conexión del Reverendo Wright, como una cuestión de juicio y luego credibilidad. Incluso Jerry Nadler [congresista Demócrata muy liberal] sabía que era un signo que Barack Obama careció del coraje político, es decir, carácter.

    • Atacar a Wright era muy arriesgado: era invitar claramente la acusación de racismo, que Obama ya había utilizado contra Hillary Clinton. Dudo que fuese una buena idea.

2. Esperar hasta septiembre para levantar las otras conexiones de preocupación de Barack Obama (p.ej, Bill Ayers, Rashid Khalidi).

    • Probablemente, pero debería haberse hecho antes. McCain trató de hacer una campaña  “limpia”, centrándose en el programa, y evitando ataques a su oponente. Erróneamente. Cuando empezó la campaña negativa, era demasiado tarde, y se vio que producía rechazo por la acumulación final que contrastaba con los meses anteriores.

3. Ser incapaz de idear un mensaje económico completo hasta las semanas finales de la campaña.

    • Totalmente cierto. La campaña de McCain se centró, erróneamente, en el asunto de la seguridad. Tras el éxito del “Incremento” de tropas, el terrorismo y la seguridad nacional empezaron a ser menos importantes. Y McCain se encontró sin discurso económico cuando estalló la crisis, y con un programa que, como dije en su día, era un poco peor que el de Obama: generaba mucho más déficit.

4. Fracaso de explicar el papel de los demócratas en el colapso financiero.

    • Totalmente cierto. Hasta The Economist, por supuesto sin citar a los Demócratas ni a los Republicanos, encuentra que una gran parte de la culpa de la crisis financiera fue provocada por el intervencionismo Demócrata, y específicamente por la Community Reinvestment Act.

5. No hablar más sobre los “amigos de Angelo” y la corrupción Demócrata.

    • Totalmente cierto. Lo malo es que esto le hubiese obligado también a hablar de la corrupción Republicana, y bastantes problemas tenía ya con el Partido Republicano. Es significativo además que en cuanto salió la condena por delito grave a Ted Stevens, el Senador Republicano de Alaska, tanto Palin como él le pidieron que dimitiese (y parece que Palin la primera), demostrando así ser “más duros” con su propio partido que con el Partido Demócrata. Otro punto más para hacer amigos dentro del Partido. Y recordemos que Palin llegó a Gobernadora ienfrentándose a Stevens, al candidato preferido por Stevens y a la mayoría del Partido Republicano de Alaska.

6. Dedicar su discurso de Convención al “bipartidismo” y a su biografía en vez de machacar con un mensaje económico principal.

    • Totalmente cierto. McCain esperaba atraer mucho voto moderado, al ser el candidato más moderado, y utilizó la Convención Nacional Republicana para vender esa idea. Lamentablemente, vino a reforzar el discurso de quienes, dentro del partido, lo ven como un “traidor”.

7. Malgastar tiempo y dinero en Iowa.

    • Totalmente cierto. Muy raras tenían que ser las encuestas internas. Las públicas le daban a Obama un ventaja de un 15%, prácticamente insalvable.

8. La pérdida del tiempo en primavera cuando McCain había conseguido ya la nominación, pero Obama no. Un tiempo ideal para comenzar a definir el contraste en mensajes.

    • Totalmente cierto. Obama tuvo que luchar unos dos meses más contra Hillary, y McCain prácticamente no hizo campaña en ese tiempo contra ninguno de ellos. Y peor aún, ni siquiera empezó a transmitir su programa.

9. Investigación de su oponente horriblemente deficiente y en momentos equivocados. ¿Por qué no salió a la luz la cinta sobre “quebrar a  la industria del carbón” antes del fin de semana final?

    • Totalmente cierto. Además de las asociaciones sospechosas de Obama, muchas otras declaraciones y acciones del pasado de Obama han salido a la luz muy tarde, y en general porque los bloguistas pro-McCain las han dado a conocer. Probablemente McCain no se sentía cómodo con la campaña negativa.

10. Ir a la guerra contra los medios de comunicación sin un plan eficaz para utilizar medios alternativos para sacar su mensaje.

    • No lo comparto del todo. McCain ha sido siempre un candidato mimado por los medios. Hasta The Economist supiró por él como candidato en vez de Bush en las elecciones anteriores. Pero Obama ha conseguido que muchos medios le vean como a un “elegido”. Y McCain deja de ser un candidato mimado. La “guerra contra los medios” no la inició McCain.

11. El cortar el acceso diario de McCain al cuerpo de prensa que viaja con él.

    • Totalmente cierto. No sé por qué motivo, McCain se aisló mucho más de la prensa en las últimas semanas de la campaña.

12. La respuesta frenética a la fusión accidental financiera. (‘¡hay que despedir a Chris Cox! ¡Anulen el deba
te — no, mantengan el debate!) Solo faltaba que hicisese juegos malabares con cuchillos sobre una cuerda floja encima de una foso ardiendo.

    • Totalmente cierto. Una muestra más de la débil fuerza económica del discurso de McCain.

3. El despliegue de Sarah Palin.

    • Totalmente cierto. Tras una presentación estelar, el excesivo tutelaje de Sarah Palin consiguió dos cosas: que la prensa la atacase sin que nadie la defendiese, ni siquiera ella misma, y que se desaprovechasen casi tres semanas de campaña de Palin, que realmente sí podría haber movilizado a la base Republicana.

14. Destrozar internamente a Sarah Palin.

    • Totalmente cierto. Un grupo de asesores de McCain no quería a Palin como candidata, fundamentalmente por dos motivos: una política tremendamente exitosa y ambiciosa que podía eclipsar al propio McCain (como así fue en los medios de comunicación), y una mujer de valores que apelaban mucho a la base Republicana pero que podía alejar a los Independientes y Demócratas moderados. Desde el principios se desató una lucha interna en la Campaña McCain de los Palinistas y los Antipalinistas. Contaré un poco más en otra entrada.

image

15. El ser incapaces de poner a Sarah Palin en cada cadena de radio y de TV que se pudiese encontrar durante las dos semanas finales de la campaña.

    • Totalmente cierto. Mediáticamente, Palin eclipsó a McCain. Y además, con éxito: movilizó el voto Republicano, y, a pesar de los medios de comunicación y de las encuestas, era el motor principal de votos del Partido Republicano. Las encuestas demostraron que McCain solamente fue por delante las tres primeras semanas de Septiembre, hasta el estallido de la Crisis Financiera. Este coincidió con la presentación de Palin a nivel nacional. Era razonable pensar que era ella la principal causa de atracción de apoyo. Y cuando en las últimas semanas el margen de ventaja de Obama se estrachaba, era le momento de volver a lanzarla a los medios.

16. El fracaso en encontrar a un asesor económico sobresaliente.

    • Totalmente cierto. McCain no ha contado nunca con un equipo económico brillante, no le dio importancia suficiente a este aspecto de la campaña.

17. Cerrar el contacto regular de McCain con nuevos medios de comunicación.

    • Probablemente. No tengo claro a qué se refiere Rubin, me imagino que habla de los medios de internet a los que McCain ha ignorado prácticamente.

18. Un ataque insuficientemente duro contra las prácticas de “grupos de presión” actividades de “proyectos especiales” de Joe Biden.

    • Totalmente cierto. McCain se presentó como el campeón anti-lobby y anti-“financiación para proyectos especiales”. Posiblemente por amistad, se negó a atacar a Biden, un experto en estos asuntos por el uso constante que ha hecho de ellos.

19. Un ataque insuficientemente duro contra la comodidad de Obama en la “máquina Daley”.

    • Totalmente cierto. Obama se presentó como candidato reformista, y ajeno al “establishment” político. No es verdad: es un político que lleva años acomodado en las familias demócratas de Chicago que trabajaban para el alcalde Daley, no ha hecho ni una sola reforma para luchas contra esta máquina corrupta, y no se ha enfrentado nunca al partido Demócrata. Era uno de los puntos más flacos de Obama, y más fáciles de atacar. La insistencia en la “campaña limpia” hasta pocos días antes del final ha sido un fracaso estrepitoso.

20. Un ataque insuficientemente duro contra los lazos y servilismo de Obama a los Grandes Sindicatos.

    • Totalmente cierto. La intención de Obama de eliminar el voto secreto en las elecciones sindicales es uno de los argumentos más claros de estos lazos tan fuertes entre Obama y los sindicatos. Pensemos que estamos en una creciente crisis. ¿Se va a alinear Obama con las medidas tremendamente proteccionistas y paralizantes que van a proponer los sindicatos? Hacer que los electores se hiciesen esta pregunta era una de las obligaciones de McCain.

21. No usar la posición de McCain en el Senado estadounidense para introducir legislación y forzar votos en la cámara que habrían definido a los dos candidatos (p.ej, una congelación del presupuesto).

    • No del todo. Es verdad que McCain podría haber aprovechado el 2008 para presentar o apoyar propuestas de ley sobre aspectos clave que exigiesen una decisión complicada, y así forzar a Obama, el gran desconocido, a tomar partido. Pero es probable que se viese muy claramente el intento de utilizar el Senado como elemento de campaña, con resultados desastrosos. Recordemos que a Nancy Pelosi, la Speaker Demócrata del Congreso, la criticaron duramente por su utilización partidista de la Crisis Financiera.

22. Permitir el caos y la lucha pública entre su personal de campaña. Deberían haber rodado cabezas.

    • Totalmente cierto. El desastre de los últimos dos meses, justo después de una de las Convenciones Republicanas más exitosas, tiene que ver también con la luchas internas dentro de la campaña, y las filtraciones a los medios por personas de su Campaña, con nombre y apellidos y ya conocidas.

23. Esperar demasiado mucho tiempo para introducir el riesgo del gobierno indiviso.

    • Totalmente cierto. Al hacerlo al final, este argumento se percibe como desesperado. Lo cierto es que es uno de los argumentos más importantes. La concentración de poder en manos del partido Demócrata es de las más importantes de los últimos años.

24. Esperar hasta el último programa antes de la elección de Saturday Night Live para mostrar que sabía reírse de sí mismo.

    • Probablemente. McCain no supo romper con su imagen de cascarrabias y persona irascible. Un mayor contacto con los medios, y no en entrevistas serias, sino en programas nocturnos de entrevistas más distendidas, le habrían ayudado con su imagen.

25. No despedir a todo el personal de Palin cuando la destrozaron en público.

    • No creo. Era demasiado tarde. La reacción de parte del personal de Palin, no de todo, era ya síntoma de la desesperación. Y la reacción de despedirlos a todos, hubiese sido más desesperada aún. El error era de base: en la elección de su equipo de campaña McCain cometió errores, y su falta de supervisión estrecha permitió que esos errores durasen mucho tiempo. Qué diferencia con la campaña de Obama, dirigida magistralmente por David Axelrod, que despidió, y exhibió públicamente, el despido de algunos de los asesores más polémicos de Obama para demostrar el férreo mando por parte del Senador sobre su campaña.

26. Insuficiente esfuerzo en registro de votos y  construcción de partido en Colorado y Virginia.

    • Totalmente cierto. Pero no es error de McCain. Es error del Partido Republicano, que ha demostrado clarísimamente que su esfuerzo para “sacar el voto” (GOTV – Get Out The Vote) está mucho peor organizado, mucho menos motivado,
      y mucho menos probado que el del Partido Demócrata, y más cuanto éstos lo llevaban a cabo bajo la dirección de Axelrod y Obama.
      Lean este artículo de The Economist una semana antes de las elecciones.

27. Quejarse demasiado sobre el tratamiento de los medios.

    • Totalmente cierto. Muchas quejas, pocas soluciones.

28. Demasiada hostilidad hacia conservadores que ofrecían estrategias e ideas de política inteligentes.

    • Parcialmente cierto. McCain, y sobre todo su campaña, han tenido miedo de parecer demasiado “conservadores”. Ha habido muchos comentaristas y asesores conservadores que han alertado a la campaña de McCain sobre los errores que veían en la campaña (por ejemplo, casi todos los es esta lista). Y no es que se prestase mucha atención.

29. No explicar ni concentrarse suficientemente en Tony Rezko.

    • Totalmente cierto. El Senador Obama ha pasado por esta campaña sin prácticamente dificultad. Hasta Hillary Clinton fue más agresiva con él durante las primarias. Es llamativa la falta de interés de McCain por presentar a Obama como un político más, y no un reformista, aludiendo a sus relaciones. Rezko, cuya relación con Obama es lo suficientemente estrecha y duradera como para al menos permitir pedir alguna explicación, está condenado por corrupción. Parecería, por la campaña de McCain, que Rezko y Obama ni se conocían. Sobre todo, si tenemos en cuenta el intento de la campaña de Obama de volver a vincular a McCain con el escándalos de las Cajas de Ahorro en el pasado.

30. No explicar suficientemente la analogía con Herbert Hoover (los impuestos más altos y el proteccionismo hicieron que la Gran Depresión fuese peor) a una población de votantes que no sabe quién era Hoover.

    • Totalmente cierto. Y redundante. Es lo de siempre: la falta de una política económica definida, clara, y fiscalmente conservadora es lo que , en mi opinión, ha hundido a McCain.

image

Futuribles de la administración Obama

In Obama on noviembre 10, 2008 at 7:23 pm

El New York Post es el periódico mosquito de Nueva York: totalmente opuesto al serio y establecido New York Times, es descarademente pro-Republicano. No tiene ni de lejos el peso de su colega. Es mucho más ameno, pero mucho más popular. A pesar de ello, cuenta con interesantes colaboradores.

El 1 de Noviembre, Ralph Peters publicó en el New York Post uno -de una serie de tres- de los artículos que, en un futuro teórico, evaluaba la Presidencia Obama ante las próximas presidenciales de 2012. El artículo de Peters se centraba en la política exterior. Se lo reproduzco entero, con mi traducción tan peculiar habitual. Es muy divertido, espero haber transmitido bien la ironía implícita en el texto completo.

Obama 2012: sus éxitos en el extranjero

Mirando hacia atrás a los cuatro años de su primera administración, el Presidente Obama puede estar orgulloso: hizo que los Estados Unidos fuesen bienvenidos de nuevo entre la familia de naciones; redujo nuestra dependencia de la fuerza militar; y nos dio la paz alcanzando acuerdos prudentes con nuestros enemigos.

Las mentiras dichas sobre él en la elección de 2008 han demostrado ser pura intolerancia. Lejano de ser “suave con el Islam radical,” el Presidente Obama fue el primer líder mundial en dar la bienvenida a los refugiados judíos después de la destrucción nuclear por parte de Irán de las principales ciudades  de Israel (su única condición – justa – fue la negativa a aceptar a oficiales de militares Sionista y a sus familias, a la luz de la venganza excesiva de Israel).

También demostró su resolución ante el extremismo cuando invalidó el consejo obstruccionista de los Jefes de Estado Mayor Conjuntos y ordenó que nuestros militares cruzaran la frontera de Paquistán a la fuerza. El fracaso subsecuente, cuando Paquistán cortó rutas de suministro a Afganistán y amenazó con una respuesta nuclear, fue completamente culpa de nuestros generales en el terreno, no de la administración.

Por suerte, la buena voluntad del Presidente Obama para dirigirse a nuestros enemigos salvó la situación. Después de bajar sus armas, a nuestras tropas se les permitió evacuar Paquistán y Afganistán en paz. La vuelta de loa Talibanes al poder en Kabul no causó una matanza excesiva, y ya no se permite a al Qaeda la libertad sin restricción que disfrutó en el país antes de 2001.

image

Las investigaciones del Departamento de Estado demuestran que la población afgana da la bienvenida a la Sharia, al cierre de las escuelas femeninas y a otras opciones culturales similares. Nuestros pagos de indemnizaciones a Kabul (como los que hacemos a La Habana) son del todo justos. La producción de opio es, posiblemente, no peor que en el pasado.

También hemos visto la paz en Iraq. Las declaraciones de que nuestra retirada de tropas era la responsable del resurgimiento de al Qaeda y la guerra civil subsecuente son solamente propaganda de campaña republicana. Con la Alianza Sunni Internacional con firme control sobre Iraq – después de la gratuita destrucción de Irán por parte de Israel – el orden prevalece en las calles. En cuanto a la supresión turca y árabe de los kurdos, nuestros diplomáticos la consideran como un pequeño precio a pagar por la estabilidad regional. Los informes parciales de masacres y campos de concentración aún no han sido demostrados.

Nuestras relaciones con el mundo musulmán raramente, se que alguna vez, han sido mejores. El actual precio de 320$ del barril de petróleo permite que estados mucho tiempo oprimidos se desarrollen sin el yugo de neocolonialismo o los esfuerzos invasivos de forzar la democracia sobre sus poblaciones. Como el Embajador de Naciones Unidas Ayers notó, “podemos declarar con orgullo que los EE.UU no sólo respetan, sino que abrazan las diferencias culturales.”

Las relaciones con Rusia también están en un nivel óptimo impensable hace solo cuatro años. Las preocupaciones legítimas de Moscú por el bienestar de sus ciudadanos en el “extranjero próximo,” así como de los ciudadanos de etnia rusa perseguidos por llamadas “democracias libres”, justificaban totalmente los despliegues militares de preservación de la paz en Ucrania y otros estados regionales. Los referéndums subsecuentes sobre la reunificación con Rusia, aún mostrando algunas irregularidades inevitables, han sido considerados como libres y justos por la Fundación Memorial Jimmy Carter.

Mientras que el despliegue de fuerzas rusas en el los países del Báltico miembros de la OTAN para proteger a las etnias rusas resultó polémico, la intervención personal del Presidente Obama nos protegió a nosotros – y a la OTAN – de la guerra. Las acusaciones partidistas de “Finlandization” deforman los términos generosos de las garantías de neutralidad que Moscú asegura a estos antiguos miembros de la OTAN.

Después de la desmilitarización de Polonia del Este promovida internacionalmente (con el Presidente Obama liderándola), está claro para todas las partes responsables que las reclamaciones legítimas de Rusia han sido satisfechas totalmente y podemos esperar la paz en nuestro tiempo.

El presidente Obama se resistió a otra trampa de guerra cuando China perdió la paciencia y finalmente reclamó su provincia perdida hace mucho, Taiwán. Además, la reducción de la presencia militar estadounidense en Japón y Corea del Sur ha calmado las tensas relaciones estratégicas en Asia Oriental hasta el nivel más bajo en más de cien años. Otra vez, el Presidente Obama nos dio la paz.

(El dividendo de paz que resulta del recorte del 25% en el presupuesto de defensa parte de nuestro presidencial ha permitido que nuestro gobierno, en una alianza público/privada con la Fundación de Rezko de Chicago, proporcione alojamiento subvencionado a casi seis millones de nuevas familias inmigrantes de países en vías de desarrollo. Ninguna otra política de la administración ha levantado la estima del mundo hacia nosotros más profundamente que nuestras reformas de inmigración con el programa  “Equilibrio Global” de ciudadanía inmediata.)

image

En nuestro propio hemisferio, el Presidente Obama ha apoyado la causa de la justicia, los derechos humanos y los sindicatos, recortando la ayuda militar a Colombia, anulando el Tratado de Libre Comercio propuesto con dicho país, y expresando su comprensión humanitaria hacia la larga lucha por la libertad de las FARC y otros grupos de liberación.

Prefiriendo un acercamiento prudente con Venezuela a la confrontación inútil, nuestro presidente fue a Caracas y negoció una división regional del trabajo con el Presidente democráticamente elegido Hugo Chávez. El final de nuestro embargo comercial destructivo contra Cuba, nuestra disculpa formal por las privaciones que impusimos, y nuestros pagos de indemnizaciones generosas han inaugurado una nueva era de amistad con nuestros vecinos sufridos al sur.

La única queja que los cuadros del Partido Demócrata puede justamente albergar contra la política exterior de la administración Obama es que todavía no hayamos abierto totalmente nuestra frontera con México. La resistencia entre fanáticos derechistas en Washington e intolerantes en todo el país sigue siendo demasiado fuerte de momento.

En cuanto a la carrera presidencial de México, el Presid
ente Obama ha dejado claro que, mientras que él preferiría que un presunto líder de un cártel de las drogas no sea elegido, los EE.UU respetarán la voluntad del pueblo mexicano y se esforzarán por mantener buenas relaciones con cualquier futuro gobierno mexicano.

Uno sólo puede preguntarse cuánto más alta podría ser nuestra tasa de desempleo del 16.2 % – una herencia obvia de los años de Bush – si el Presidente Obama no hubiera restaurado la posición de América en el mundo y negociara de nuevo los tratados comerciales injustos impuestos a los trabajadores americanos por las administraciones anteriores.

Cuando nuestro presidente comentó justo el otro día en un discurso de la campaña para la reelección en Dearborn, Michigan: “la redistribución de Riqueza no es sólo una cuestión americana – es una cuestión global. Mejor que los americanos sean un poco más pobres, si esto significa que nuestros hermanos en Egipto y Bolivia pueden ser un poco más ricos.”

¡Bajo el Presidente Obama, América ha vuelto!

El libro más reciente de Ralph Peter es, “Barack Obama: ¿Demasiado Grande Para Ser un Mero Mesías?” (Prensa de Doctrina de Imparcialidad, Cía. Limitada, Chicago, julio de 2012)

Curiosidades de las encuestas a pie de urna

In Curiosidades, McCain, Obama on noviembre 10, 2008 at 2:08 am

Las “exist polls” o encuestas a pie de urna estadounidenses son una herramienta poderosa de análisis. No solamente se pregunta por el voto, sino que se hace una verdadera disección del encuestado para extrapolar un mini-estudio sociológico de los estaounidenses y la política. La encuesta dura entre 10 y 15 minutos, y se hacen un montón de preguntas.

Las “exit polls” de la CNN, por ejemplo, tienen … siete páginas de resultados. Voy a contarles los datos más significativos:

  • El voto masculino se repartió por igual, el femenino 56%-43% a favor de Obama. Pero las mujeres blancas votaron más por McCain, 53%-46%
  • El 6% del electorado con ingresos superiores a 200.000 dólares anuales, es decir, los más ricos del país votaron por … Obama (52%-46%). En el resto de tramos todo está muy equilibrado excepto en los votantes con ingresos menores de 50.000 dólares anuales, que votan también más por Obama. Es decir, la clase media se repartió por igual, los más ricos y los más pobres se volcaron por Obama. Qué cosas.
  • Los votantes independientes finalmente se fueron con Obama, 52%-44%.
  • Por ideología, Obama obtuvo el voto del 20% del electorado que se define “conservador”, pero McCain solo el 10% del electorado que se define “liberal”.
  • Los indecisos se repartieron por igual entre Obama y McCain.
  • El 16% de los Demócratas que querían a Clinton de candidata votaron por McCain.
  • Un 27% de homosexuales votaron por McCain. Como recuerda Gay Patriot, esto es un 20% más que en 2004. Al menos entre un grupo de votantes McCain mejoró los resultados.
  • Solo el 24% cree que el Congreso esté haciendo bien su trabajo. Y aún así, lo reeligen.
  • Sobre la experiencia, el 59% de los votantes cree que McCain tiene la necesaria, mientras que solo el 50% cree que Obama la tenga. Se ve que el votante acepta que se aprenda con la práctica en vez de llegar aprendido.
  • El 85% de los votantes están preocupados por la economía … y votó a Obama por un margen de 54%-44%.
  • El 56% de los votantes se opone al “Plan de Rescate”. Este 56% se repartió por igual entre ambos candidatos. ¿Qué habría pasado si McCain se hubiese mostrado en contra de dicho Plan?

image

  • Para el 60% de los votantes, la elección de Palin por McCain fue un factor decisivo a la hora de votar. Y de este 60%, el 56% votó por McCain y el 43% por Obama. Ésta, para los que dicen que Palin fue una rémora para la campaña de McCain: a aquellos a quienes les importó, les convención para que votasen a McCain por 13 puntos más que por Obama.
  • El 48% del electorado cree que McCain no iba a continuar las políticas de Bush, y el 48% que sí.
  • Ojo, que el 27% del electorado cree que Bush lo está haciendo bien. Más personas que la que creen que el congreso lo hace bien.
  • El aspecto más importante para decidir el voto fue la economía (63% de los votantes), y de esos votantes el 53% votó a Obama y el 44% a McCain.

La periodicidad de las elecciones en Estados Unidos

Respondo a una pregunta.

  • Presidenciales: cada 4 años, el primer martes después del primer lunes de noviembre. Las elecciones son siempre en años pares, la inauguración en enero del año impar siguiente.
  • Congreso: actualmente de 435 miembros, elegidos todos cada 2 años, igualmente el primer martes del primer lunes del mes de noviembre de cada año par.
  • Senado: 100 senadores, 2 por cada uno de los estados, elegidos por períodos de 6 años. Las elecciones con cada 2 años, afectando a 1/3 de los senadores vigentes. Hasta la 17ª enmienda de 1917, lo electores no elegían a los senadores, éstos eran nombrados por las legislaturas de cada Estado. Hoy en día, si un puesto de Senador queda vacante, el Gobernador del Estado tiene potestad para nombrar al sustituto temporal hasta las siguientes elecciones en algunos estados. Y creo que Alaska NO es uno de ellos, después de lo que hizo el antecesor de Palin.

Las primeras reacciones

In Obama on noviembre 7, 2008 at 6:47 pm

La primera, la de la bolsa (gracias por los gráficos a BUUUUURRRRNING HOT.

Al día siguiente de la elección de Obama

La bolsa estadounidense perdió un 5.05%.

image

Como recuerda Gateway Pundit esta es la 12ª mayor caída en un día de toda la historia:

image

Y es la mayor caída tras la elección de un Presidente.

Y a segundo día de la elección de Obama

Pues todo sigue igual. un 5% más de caída:

image

image

En conjunto, es la mayor caída en 2 días desde 1987.

¿Cómo iba la bolsa hasta la elección de Obama?

Pues aquí lo tienen, cortesía de Scott Thong (BUUUUURRRRNING HOT):

image

Nota para españoles: Juan Mari Calleja defendió hace un par de semanas las medidas anti-crisis del gobierno Zapatero utilizando el argumento de que al día siguiente de anunciarlas la bolsa había subido mucho (Amando de Miguel le argumentaba que la bolsa subía porque antes había bajado, y que no había relación causa efecto). Imagino que Calleja aceptará que la bolsa ha bajado porque los mercados temen a Obama … ¿o no?

Análisis final … (antes de continuar)

In McCain, Obama on noviembre 7, 2008 at 6:45 pm

Ni tan bueno como deseábamos, ni tan malo como temíamos

Este el resumen general de lo que ha pasado. Lo que se está preguntando todo la blogosfera conservadora es qué va a hacer el Partido Republicano. Y la respuesta hasta ahora es que está buscando un culpable. Y la que tiene más papeletas es nuestra admirada Gobernadora de Alaska.

Pero vamos a ver las razones más sensatas sobre el por qué de la derrota de McCain y Palin.

Primero, los números finales

Revisemos mis apuestas:

  • Obama gana las elecciones: acerté.
  • Obama y McCain no quedaban a más de 4 puntos en voto electoral. Fallé: a día de hoy, Obama tiene el 53% y McCain el 47% (6 puntos de diferencia). Si bien esto pude cambiar con el voto por correo, y creo que estos porcentajes no tienen todavía en cuenta el voto a terceros candidatos, lo cierto es que no va bajar a 3.9%.
  • Obama no sacará más de 320 votos electorales. Pues hoy tiene casi seguros los 364. Fallé en mis previsiones de:
    • Indiana (11 votos electorales) donde McCain fue siempre por delante en las encuestas, y ha acabado perdiendo por 49.9%(1,367,503) frente a 49% (1,341,667). Ha perdido por 26.000 votos.
    • Carolina del Norte (15 votos electorales), donde McCain fue muy por delante en las encuestas hasta la crisis económica. Desde el 1 de octubre se igualaron ambos candidatos, y McCain ha perdido por 49.9% (2,123,395) frente a 49% (2,109,402), por 14.000 votos.
    • Florida (27 votos electorales), donde McCain ha perdido por 50.8% (4,130,898) frente a 49% (3,930,143), por 200.000 votos.
  • Obama no ganará Florida. Fallé. Por los pelos.
  • Los demócratas no llegarán a 60 senadores: acerté.

Aquí están los resultados a día de hoy, 7 de Noviembre, según RealClearPolitics:

image

Segundo, la reflexión sobre los números

Lo primero, vamos a ver cuántas personas han votado en total. En 2004 votaron 122.3 millones, con una población total de 293.7 millones de personas. En 2008 han votado aproximadamente 123 millones de personas (un 0.5% más), y la población total de Estados Unidos es aproximadamente de 305.5 millones de personas (un 4% más).

  • Conclusión: no ha sido una elección con un participación “histórica”. Fue más alta la participación en 2004. Así que no es correcta la afirmación de que Obama ha movilizado a un país y esto le ha llevado a la victoria.

El voto total a cada candidato es más o menos así: Obama 65 millones de votos, McCain 57.1 millones de votos. En el 2004, Bush obtuvo 62 millones de votos, y Kerry 58. Como vemos, ni en las elecciones de 2004 ni en estas hay una “inmensa mayoría” de voto popular a favor del candidato ganador.

  • Conclusión: la ventaja en voto popular del Presidente Electo Obama no es abrumadora ni es un “corrimiento de tierras”. Esto es importante para su futura presidencia.

Si la participación fue menor, ¿quién fue el perjudicado? Se suponía que la alta participación beneficiaría a Obama. Vemos que la participación de votantes registrados Demócratas fue de un 39%, y la de Republicanos fue de un 32%. Esto supone que los Demócratas han aumentado su participación un 3% sobre el 2004 (más o menos un 37.8%), y que los Republicanos la han reducido en un 15% sobre el 2004 (más un menos un 37%). En porcentaje de votantes de Hillary Clinton en las primarias que votó por John McCain en las elecciones (los PUMAs) fue del 15%, casi un 5% sobre la media de Demócratas que votaron por McCain. Por lo tanto lo que ha pasado en estas elecciones es que … los republicanos se han quedado en casa.

  • Conclusión: la menor participación ha favorecido a Obama. En estas elecciones entre la participación de los votantes Republicanos ha caído entre un 5% y un 7%. McCain no consiguió movilizar al voto Republicano, que además probablemente comprase el mensaje constante de que no había nada que hacer, que Obama había ganado ya. Calculando que el total de votos sen finalmente 125 millones, un 6% más habrían sido 7.5 millones más de votos, empatando en voto popular con Obama, y con consecuencias que no se podrían prever en votos electorales.

Vamos a ver los números por dentro. Como siempre, el respetado DJ Drummond (que prudentemente no hizo apuesta sobre los resultados), me sirve de base. Como dice en su entrada sobre los resultados, revisemos los números de las encuestas a una semana de las elecciones:

NBC News/Wall Street Journal: 52-42 Obama
Ipsos/McClatchey: 50-42 Obama
Pew Research: 53-39 Obama
IBD/TIPP: 47-44 Obama
GWU/Battleground: 49-46 Obama
Newsweek: 53-41 Obama
Rasmussen: 52-45 Obama
Gallup (traditional): 50-46 Obama
Gallup (expanded): 51-45 Obama
Diageo/Hotline: 48-43 Obama
Reuters/C-Span/Zogby: 52-40 Obama
ABC News/Wash Post: 54-43 Obama

Teniendo en cuenta el resultado final, parecería que han acertado más o menos. Veamos la ventaja que le daban a Obama sobre McCain:

NBC News/Wall Street Journal: Obama 10
Ipsos/McClatchey: Obama 8
Pew Research: Obama 14
IBD/TIPP: Obama 3
GWU/Battleground: Obama 3
Newsweek: Obama 12
Rasmussen: Obama 7
Gallup (traditional): Obama 4
Gallup (expanded): Obama 6
Diageo/Hotline: Obama 5
Reuters/C-Span/Zogby: Obama 12
ABC News/Wash Post: Obama 11

  • Conclusión: Hay 7 encuestas que dan a Obama márgenes superiores a los finales, de un total de 13. Y hay 5 de esas 7 que le dan 4 o más puntos de los que realmente tuvo. Luego, una vez más, las encuestas estaban mal.

Pero recordemos además que estas encuestas tenían un porcentaje de indecisos que variaba más o menos en torno al 10%. Así que el resultado final dependía de cómo votasen estos indecisos. Veamos cómo deberían haberse repartido los indecisos para que los resultados de las encuestas se ajustasen a los de las elecciones:

NBC News/Wall Street Journal: Obama igual y McCain gana 4
Ipsos/McClatchey: Obama gana 2, y McCain gana 4
Pew Research: Obama pierde 1 y McCain gana 7
IBD/TIPP: Obama gana 5 y McCain gana 2
GWU/Battleground: Obama gana 3 y McCain igual
Newsweek: Obama pierde 1 y McCain gana 5
Rasmussen: Obama igual y McCain gana 1
Gallup (traditional): Obama gana 2 y McCain igual
Gallup (expanded): Obama gana 1 y Mccain gana 1
Diageo/Hotline: Obama gana 4 y McCain gana 3
Reuters/C-Span/Zogby: Obama igual y McCain gana 6
ABC News/Wash Post: Obama pierde 2 y McCain gana 3

DJ Drummond reconoce que se equivocó, y amargamente se lamenta de la menor participación Republicana:

… Si es usted uno de esos 8 millones de Republicanos que pensó que no había motivos para votar, enhorabuena: ha ayudado a elegir al Senador Matón-Light Presidente. He dicho durante todo el proceso que el resultado se decidiría por la participación, a los independientes, y a los indecisos en ese orden.

Así que ahí lo tienen. Las encuestas estaban bien
, y yo me equivoqué, en cuanto a que aquéllas predijeron que los Republicanos no votarían.

image

La consecuencia, como dice Ace, “Él se Alzó”:

Amo demasiado a este país para hacer al Presidente Electo Obama lo que la izquierda hizo al Presidente Bush, John McCain y Sarah Palin. Somo mejor que eso.

Estados Unidos vuelve al pasado mirando al futuro

In Obama on noviembre 5, 2008 at 5:33 am

CARTER VUELVE A LA CASA BLANCA

clip_image002

(Ha cambiado de nombre y de aspecto, pero hace y dice lo mismo)

A partir del 20 de enero, será el líder del mundo libre. Y partir de mañana ya es para nosotros e Presidente de un gran país muy poco entendido, deja de ser el candidato que no me da confianza para ser el Presidente que la tiene toda desde el primer momento. Que sus acciones me ayuden a mantenerla.